Seguidores

lunes, 15 de abril de 2019

La corteza de algunos quesos

Quesos de corteza natural:
La corteza natural del queso se forma de manera espontánea durante la maduración, debido a la desecación de la superficie. Esta desecación se produce porque la humedad relativa de las cámaras de maduración es inferior a la que tiene el queso. En definitiva, la composición de la corteza es similar a la del interior del queso, con algunas diferencias debidas a la pérdida de agua y al desarrollo de algunos microorganismos. Entre los quesos de corteza natural podríamos hablar de los rulos de queso de cabra o el queso Camembert.



Algunos quesos cremosos como los mencionados presentan una superficie blanquecina, vellosa y con apariencia suave. Eso se debe a que tienen mohos en su superficie (principalmente Penicillium candidum) que pueden crecer de forma espontánea o añadirse de forma intencionada durante el proceso de elaboración. Cuando el proceso finaliza, la superficie se cepilla para eliminar parte de los mohos, hasta que finalmente queda una fina capa blanquecina. Supongo que estos quesos son los que plantean más dudas a la hora de decidir si la corteza se puede comer o no. Hay muchos tipos de queso con estas características, de manera que en algunos casos se puede comer la corteza y en otros es mejor quitarla (más que nada porque resulta desagradable, no pasaría nada por comerla siempre que se hayan mantenido unas condiciones óptimas de higiene). En general los quesos que presentan una corteza de este tipo se comen con ella (si es que te gusta), ya que los mohos de su superficie y los compuestos que éstos generan aportan aromas al queso que de otra forma se perderían.




http://www.gominolasdepetroleo.com/2011/10/se-puede-comer-la-corteza-del-queso.html

9 comentarios:

  1. Me encanta el queso, todos todos.

    ResponderEliminar
  2. Yo, generalmente, suelo quitar la corteza aunque de algunos quesos blanditos no. Muchas gracias por tu información. Besitos

    ResponderEliminar
  3. !Hola mi querida Norma!😄
    Muy interesante tu post, me gustan los quesos pero sobre todo los frescos! bueno como dicen por ahí para gustos los sabores!!

    Abrazo fuerte y se feliz nena!❤

    ResponderEliminar
  4. Adoro el queso en todas sus variantes, desde el requesón al curado. Los tipo Camembert, Brie y de rulo de cabra están entre mis preferidos.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo los pelo un poquito, no desecho toda la corteza, sino lo más feo o estropeado, el resto lo aprovecho. Me encantan.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. Yo pasaría de pan con queso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Olá Norma
    Bem... que queijo fantástico!!!
    Faz crescer àgua na boca.....
    Bjs

    ResponderEliminar
  8. Gostei de ler toda esta informação acerca dos queijos. Eu também sou apreciadora de alguns queijos. Beijinho e bom fim-de-semana.

    ResponderEliminar
  9. Hola Norma!.
    Como siempre, una entrada muy interesante... gràcias.
    En general, de los quesos blandos, suelo comerme la corteza; me gusta y aporta un sabor especial al queso.
    Y de los que no me como la corteza, justo el trozo de queso pegado a ella, me suele gustar más :)
    Besos y buen finde.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...