Seguidores

sábado, 4 de agosto de 2018

Consejos sobre el comportamiento en la mesa allá por el 1800



Emily Post, la “arbiter elegantorum” de principios del siglo XIX en los EEUU, brinda unos consejos (algunos de ellos hoy resultan graciosos por lo obvio), sobre las maneras de la mesa. Fue la autora de un libro que marcó época llamado “Etiquette in Society, in Business, in Politics and at Home“, publicado en 1922.

Tras el éxito de su libro, Emily Post alcanzó el estatus de culto y se convirtió en sinónimo de hacer lo correcto. Estuvo sindicada en al menos 200 periódicos y revistas y habló extensamente en programas de radio destinados a aliviar el dolor de los socialmente ineptos. Hoy, sus descendientes encabezan un conglomerado multimillonario que incluye el Instituto Emily Post. Casi todos sus nietos y tataranietos tienen algo que ver con dar consejos sobre asuntos sociales.

La palabra etiqueta tiene un origen interesante. Un jardinero escocés empleado por Luis XIV para trabajar en los jardines de Versalles se enfureció por la gente que se traspasó en el césped perfectamente cuidado. Puso carteles o "boletos" conocidos como " etiquetas " en francés, advirtiendo a las personas qué caminos seguir. Sin embargo, cuando sus signos fueron ignorados, se quejó ante el Rey, quien emitió una severa advertencia, "¡Manténgase dentro de las etiquetas!"

Los capítulos en Etiqueta están divididos según diferentes títulos. Comenzando con "Introducciones", aconseja a los aspirantes a hombres o mujeres acerca de la ciudad sobre cuál es la forma correcta de seguir al presentar a las personas entre sí. Otros capítulos incluyen Consideración para los criados, Detalles del lugar en una cena formal, El niño en la mesa, etc. Algunas de las reglas pueden parecer pintorescas, antiguas e incluso divertidas hoy:

– Los huesos de tortuga de agua, espinas de pescado y pepitas de uva tienen que quedar bien limpios en la boca, y se retiran de uno en uno con dos dedos. Escupirlos es algo de muy mal gusto.

– Si la comida quema, hay que beber agua enseguida. ¡No se escupe bajo ninguna circunstancia!

– Cuando se tiene la comida en la boca, por mucho que repugne, hay que tragarla. Es imperdonable sacarse de la boca lo que había puesto en ella, excepto los huesecillos limpios y las pepitas de fruta.

– Escupir cualquier cosa en la esquina de la servilleta es tan repugnante que no se puede comentar. La única forma de sacarse algo es con los dedos. Las pepitas de uva o los huesos de cereza se pueden dejar caer de los labios a la mano.

– La fruta muy jugosa debe pelarse y después comerse con cuchillo y tenedor; la menos jugosa puede cortarse y comerse con dos dedos.

– Nunca se deben limpiar con la servilleta los dedos sucios de jugo de fruta sin habérselos lavado antes en un cuenco de agua, porque la fruta deja manchas muy difíciles de quitar.

Pero hoy lo principal es...

Resultado de imagen para comportamiento en la mesa





http://academiaargentinagastronomia.com/novedades/consejos-para-la-mesa-de-emily-post

5 comentarios:

  1. Realmente, como tú muy bien dices, qué pintoresco todo!! Besines!!!

    ResponderEliminar
  2. Jeje suena muy interesante y muy sabio eso de que hay que lavarnos antes de limpiarnos, esas manchas no salen fácil! jaja. Besos!

    ResponderEliminar
  3. Beijinhos,
    Espero por ti em:
    strawberrycandymoreira.blogspot.pt
    http://www.facebook.com/omeurefugioculinario
    https://www.instagram.com/marysolianimoreira/

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...