Seguidores

jueves, 26 de abril de 2018

Cocineros que se suicidaron ante un fracaso culinario


El más antiguo de este selecto y desafortunado grupo fue Jean-Francois Vatel, quien además de cocinero era maestro de ceremonias del Príncipe de Condé, primo de Luis XIV. Parece ser que el noble invitó al monarca a su palacio a pasar unos días, con la intención de obtener un préstamo. Todo tenía que salir a la perfección, pero tanta fue la afluencia de comensales que la primera noche faltó carne y encima los fuegos artificiales no estallaron. Al día siguiente hubo un equívoco y Vatel pensó que iba a faltar el pescado que había encargado a distintos puertos franceses. Desesperado por la desgracia fue a su habitación y se arrojó sobre su espada. Y finalmente el pescado llegó a tiempo…
Otro caso fue el de Alain Zick, quien se suicidó al sufrir un fracaso culinario. En 1966, el talentoso cocinero, propietario del Relais des Porquerolles, se pegó un tiro en la cabeza al enterarse de la pérdida de su última estrella Michelin (llegó a tener dos).
Algo similar le sucedió en 2003 a Bernard Loiseau, que siguió el mismo camino cuando la guía Gault-Millau le rebajó a su restaurante La Côte d’Or de 20 puntos a 19 (ese restaurant contaba con 3 estrellas Michelin). Loiseau, Caballero de la Legión de Honor, parece ser que además tenía problemas depresivos y se ultimó de un escopetazo. 
Otro que finalizó con su vida fue Edmond Sailland, “Príncipe de los Gastrónomos”. Aunque no fue un cocinero profesional, Sailland se desempeñó como crítico gastronómico, quizás el más importante que haya tenido Francia. Tal era su prestigio que cuando cumplió 80 años, 80 restaurantes de Paris le obsequiaron una mesa a perpetuidad como homenaje, con una placa de bronce que rezaba: “Edmond Sailland, Príncipe de los Gastrónomos, defensor e ilustrador de la cocina francesa, huésped de honor de esta casa”.
El hombre tuvo una muerte extraña. No se sabe con certeza qué sucedió, pero algunos dicen que se arrojó por una ventana cuando el médico le prescribió una estricta dieta a base de bizcochos y leche…




http://academiaargentinagastronomia.com/novedades/los-cocineros-franceses-suicidas

4 comentarios:

  1. Madre mía!!!!, Por lo que veo no supieron asumir y aprender de su errores...(opinión personal). Muy interesante...Besines guapa!!!

    ResponderEliminar
  2. No conocía estas historias funestas que me parecen de lo más trágico. Son personas que se exigen demasiado en todo y cualquier fracaso importante para ellos les desequilibra enormemente. Espero que no sigan ocurriendo.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Qué interesantes historias, yo creo que gran parte de ellos también tendrían algún transtorno o algo que aunado a esos momentos de presión y estrés termino por derrumbarlos, una pena en todos los casos. Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante,yo tambien pienso que tendrian algun problema.besicoss.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...