Seguidores

lunes, 29 de febrero de 2016

“shametarianism”Comer mal está mal visto



En agosto, la revista Details usó por primera vez el término “shametarianism” para definir el temor a ser condenado por comer alimentos no saludables
Actualmente hay pesonas que se mueren por pedir el cordero con papas fritas, pero eligen rúcula. Amparados en la soledad de casa, disfrutan fideos con bolognesa, pero cuando salen con amigos mienten con media porción de tarta de calabaza. No tienen problemas con el colesterol ni con la balanza. Y pudiendo darse el gusto no lo hacen porque la vergüenza puede más que el deseo. En un mundo donde la cena de a dos puede en un click, saltar a las redes y terminar en boca de miles, lo que importa es lo que se muestra. Para los especialistas, esta fiebre por esconder lo que comemos está a un paso de convertirse en un trastorno alimenticio. En Estados Unidos hablan de “shametarianism”, un juego de palabras entre “shame”, vergüenza, y la terminación “ismo”. Es decir, el temor a ser censurado por lo que comemos. Es similar a lo que pasó con el cigarrillo, cuando los fumadores pasaron a ser mirados por algunos con desprecio.
El científico español José Miguel Mulet estudia desde hace años la relación que tenemos con la comida. Profesor de la Universidad Politécnica de Valencia y autor del libro “Comer Sin Miedo” dijo: “Hay determinados sectores que para promocionar sus tendencias tratan de criminalizar a los demás. Las críticas de los veganos hacia los que comen carne pueden ser muy agresivas, pero en su mayoría carecen de fundamento científico. Lo mismo se puede decir de la publicidad de la comida orgánica, que en muchos casos se basa en decir que el resto de comida es un veneno, algo que no es cierto. A partir de aquí este mensaje cala y puedes tener un complejo de culpa por comerte un asado o por no comprar orgánico. Aunque si miras las cifras de consumo, tampoco parece que sea una tendencia mayoritaria, más bien al contrario. Los veganos o consumidores de orgánico son minoría”.
Mulet sabe bien sobre fanatismos. Este año, fue agredido durante una charla en la Feria del Libro y tuvo que suspender por “amenazas de muerte” otra conferencia en la Universidad de Córdoba.
Graciela Onofrio, psiquiatra, psicoanalista, y especialista en trastornos de alimentacióna, destaca la importancia de “la alimentación, estructurada como un lenguaje, es un acto de amor a otros y con otros. Esperamos que la comensalidad siga siendo, un intercambio y trasmisión vincular y no un acto de colonización. Luego podremos detenernos en otras culpas sobre la mala alimentación: aquellas que sienten las personas que se obsesionan por una falsa pureza alimentaria o por un modelo de delgadez extremo que, curiosamente, vuelve a ligar el éxito a la delgadez como otra ley de mercado”.
Para Mónica Katz, doctora en Nutrición y autora de “Mas que un cuerpo”, el boom de la comida sana puede terminar generando culpa: “Tanta demonización nos hace creer que la comida es el enemigo y que comer es pecado capital”.

Por si te dio ganas de comer fideos con salsa bolognesa



Disfrutá de la comida variada, eso sí, si excesos




http://www.clarin.com/sociedad/comer-comida_chatarra-condena-Shametarianism_0_1505249518.html

8 comentarios:

  1. Aquí en Euskadi el ir de pintxos (tapas o picoteo), de restaurantes a los txocos (sociedades gastronómicas) es lo que mas nos gusta, disfrutamos comiendo en compañía, vamos justo al contrario y que no cambiemos nunca.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Aquí en León, también nos encanta ir de tapeo por nuestro querido BARRIO HÚMEDO. Con la consumición, gratis una gran tapa, vamos que aquí con dos o tres que tomes ya comiste. Besines!!

    ResponderEliminar
  3. Las tapas es lo mejor del mundo!!besos

    ResponderEliminar
  4. Cuando era joven y estaba en mi pueblo, lo único que se podia hacer para distraerse era ir de tapas que, por cierto, eran buenísimas , ahora he perdido la costumbre. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Norma, me he ido a meter en la entrada anterior y me dice que no existe. Por aqui tambien hay mucho para ir de tapas, y que buenas estan!!. besicoss

    ResponderEliminar
  6. Sí se me antojó. Y sí que me encantan las tapas.
    Besos
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Esa vergüenza la estoy viendo en las redes sociales, he visto agente justificarse o casi disculparse porque un día se come algo grasoso o un dulce, hay una moda por la comida saludable que es casi obsesiva. En fin... y lo que falta por ver.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. En casa comemos de todo,siempre con moderación y equilibrando los menús eso sí. Así que cuando llega los viernes para darle la bienvenida al fin de semana, siempre comemos Finger - Fod, eso sí... casero. Y problemas de peso no tenemos nadie de la familia;)

    Me encanta ir de tapeo y sobre todo en verano!!

    Un beso

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...