Seguidores

jueves, 17 de agosto de 2017

La leche que se transforma en tela



En 2009, Anke Domaske tenía 26 años, su padrastro desarrolló leucemia. "No podía encontrar nada con qué vestirse porque tenía un sistema inmunológico tan bajo que su piel reaccionaba a todo", nos dice desde su fábrica en Hannover, Alemania. La mayoría de las telas contienen productos químicos utilizados tanto en el cultivo como en la fabricación: la producción de algodón, por ejemplo, utiliza el 35 por ciento de los insecticidas y plaguicidas del mundo, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, de acuerdo con sus siglas en inglés).
Es entonces cuando comienza a experimentar. Utilizó una técnica de los años 30 para fabricar fibra de caseína de leche como punto de partida. "Al final probamos más de 3000 recetas", cuenta. Finalmente tardó nueve meses en crear una tela que no se disolviera en el agua.

Resultado de imagen para la leche que se transforma en tela

Cómo es el proceso:
Es simple: usar leche, dejar que se vuelva agria, secarla hasta convertirla en polvo de proteína (como el que usan los atletas); luego se la mezcla con agua y otros ingredientes naturales formando una sustancia esponjosa como una bola de algodón, y entonces de ahí se sacan los hilos. Pero Domaske sólo usa leche que es desechada. Y dice que se necesitan dos litros de agua para crear un kilo de tela, que después se puede vender por unos 27 dólares.

Resultado de imagen para Qmilk

Domaske no proporcionó detalles financieros, pero asegura que recibió más de 1000 consultas por la fibra de Qmilk, después de que la compañía fuera lanzada oficialmente en 2011, con 10 empleados y una inversión inicial de seis millones de dólares. La línea de producción ahora se ejecuta en dos turnos, centrada en una máquina de extrusión de 11 metros de alto que extrae hilos largos como una máquina de spaghetti. Domaske suele meter un hilo en su boca para mostrarles a los visitantes lo seguro que es el material. La tela, afirman, es buena en la lucha contra las bacterias, suave como la seda al tacto, biodegradable, lavable a máquina y da frescura en verano y tibieza en invierno.


Además se incorporan otros productos:
Papel higiénico!

Resultado de imagen para Carezze di Latte

"Carezze di Latte", por ejemplo, es el producto de un cliente nuevo de Qmilk. Se trata de un papel higiénico de primera calidad que se vende en Italia desde diciembre. Los cuatro rollos cuestan alrededor de tres dólares. Está hecho por la compañía italiana de papel Lucart, que se enorgullece de ser respetuosa con el medio ambiente




http://www.lanacion.com.ar/2036425-la-empresa-que-convierte-la-leche-desechada-en-tela

3 comentarios:

  1. Si es bueno para ciertas personas hay que pagar su precio, lo importante es que siempre hayan nuevos productos para las personas que los necesiten.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante la informacion. besicoss y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. qué interesante. Siempre me sorprendes con tus informaciones. Gracias a miles.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...