Seguidores

jueves, 9 de febrero de 2017

¿Las restricciones ayudan a bajar de peso?


Como bien sabemos, toda moda es pasajera. La ropa, los accesorios y hasta los gestos forman parte de corrientes que vienen y se van. Lo cierto es que la manía de seguir un determinado modelo se extendió a distintos ámbitos de la vida, como por ejemplo, el de la comida. Las ganas de verse y sentirse mejor son cada vez mayores, y a veces esta situación empuja a muchas personas a tomar las decisiones incorrectas, sin consultar a ningún especialista.
Uno de los interrogantes más frecuentes al iniciar una dieta suele girar en torno a los productos que se pueden incluir en la misma, y los que no. "Al principio muchos consideran que no comer algunas cosas es bueno, hasta que se dan cuenta que es insostenible. Ese el momento en donde se producen los famosos atracones".
la clave está en moderar las cantidades, ya que nadie engorda por comer una pequeña porción, sino que el aumento de peso se da cuando se ingieren alimentos en exceso y por un lapso de tiempo largo. "Cuando uno se priva mucho, desea más. Está bueno comer cuando uno tiene ganas. Si quiero pizza un miércoles, puedo hacerlo sin necesidad de esperar hasta el fin de semana".
Una medida útil es tomar el hábito de leer las etiquetas de todo lo que consumimos. De esa manera, vamos a notar que algunos productos que aparentemente "suman muchas calorías", en realidad tienen el mismo valor energético que un alimento light. Prestar atención a este tipo de cosas nos ayudará a derribar mitos, a dejar de demonizar algunas comidas y, lo más importante, aprender a comer sin prohibirse.

Las restricciones ayudan a bajar de peso, sí, pero también generan un aumento de ansiedad y puede alterar el equilibrio en la ingesta de los nutrientes necesarios para una dieta saludable




http://www.infobae.com/tendencias/nutriglam/2016/11/28/restriccion-de-alimentos-vs-dieta-saludable/

14 comentarios:

  1. Toda la razón yo sí " acumulo hambre " luego es peor que como el triple, moderarse y egercicio lo mejor pero es tan difícil !

    ResponderEliminar
  2. A mi aprender a comer bien me ha llevado bastante tiempo. Es cierto que hay que darse un capricho de vez en cuando si nos apetece, pero no estar siempre con ellos en la mente, para eso hay que concienciarse de que llevar una vida saludable no solo es controlar la dieta, también cambiar hábitos adquiridos nada propicios, como la vida sedentaria o que el ocio se convierta solo en salir a comer. Por eso tus posts me parecen interesantes, nos hacen reflexionar sobre la manera de vivir que queremos llevar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que delícia esta tarde!
    Pues tenemos que tener cuidado con lo que comemos.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Buenas observaciones que no por sabidas son menos importantes. Nada que sea drástico es una buena alternativa. Bss y buena semana

    ResponderEliminar
  5. Hola Norma, es cierto todo lo que dices y es una buena reflexión la que hay que hacer. He leído el comentario de lola , creo que estoy también de acuerdo con ellal. Un beso!!

    ResponderEliminar
  6. Eso es lo mejor, si te provoca lo comer, pero sin exageración, besos

    ResponderEliminar
  7. totalmente de acuerdo, nada que añadir ;)
    Bsos

    ResponderEliminar
  8. Lo mejor comer de todo con la justa medida, los excesos son malos, por tanto es preferible comer poco y variado sin saltarse ninguna comida y por supuesto darse algún caprichito de vez en cuando. Besosss

    ResponderEliminar
  9. Muy buen artículo y totalmente de acuerdo. Lo comparto. Besos

    ResponderEliminar
  10. Muy interesante y es verdad no porque muchos lo sabemos (aunque no lo practiquemos) es menos importante... Gracias Norma por volvernos a la realidad... Besos...

    ResponderEliminar
  11. Norma... acabo de ver tu comentario y luego tu entrada... Sabés que no lo recordaba!!! Juani ya cumplió 6 años, este año empieza el primario es un nene un poco problemático pero ya le agarramos la vuelta tanto los papás como los abuelos y tíos. Gracias a Dios es muy inteligente y la mamá sabe incentivarlo muy bien, tanto que ya lee, escribe tanto letras como números... espero que no se aburra como le pasó al padre, Daniel, en su infancia. Este catre lo usó también el más chico, Emiliano, otro tesoro que nos regaló Dios. Él es más tranquilo y campechano, tiene un humor muy especial y se lleva muy bien con el abuelo Ocar, mi marido, tienen adoración mutua. Ja...ja...ja... Algún día te mandaré por privado fotos de los dos para que los conozcas. Te agradezco muchísimo este recuerdo, volví a emocionarme como aquella vez... Un beso grandote, grandote y un abrazo...

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Hola Norma!! Estoy totalmente de acuerdo contigo. Es cierto que podemos comer de todo moderadamente. A mi me encanta, por ejemplo hacer dulces, pero sólo una vez a la semana y siempre para compartir e intentando que no sobre, con raciones moderadas. Y todo el mundo se lanza a hacer dieta e intenta restar calorías, pero pocos son los que piensan que en vez de privarnos de comida, lo que deberíamos hacer es movernos más. El ejercicio es fundamental, sea de la forma que sea, andando, bailando, limpiando la casa enérgicamente, en fin, lo importante es moverse a diario, y cada vez somos más inactivos. Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Muy de acuerdo con tu escrito, comida sana, variada y pequeñas cantidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Hola Norma, yo tambien estoy de acuerdo con todo.Hay que comer de todo sin pasarse,y hacer algo de ejercicio.besicoss.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...