Seguidores

domingo, 27 de octubre de 2013

Cómo se hace la goma de mascar



La goma de mascar, comúnmente conocida como chicle, es una goma masticable con sabor dulce. Si bien la mayoría de las actuales utilizan una base de plástico neutro, también conocido como el acetato de polivinilo, o también la goma de xantano, hasta hace relativamente poco tiempo se utilizaba sin embargo la savia de un árbol tropical: el chiclero, al cual debe su nombre más popular.





Mejora la concentración: alivia ansiedad, aumenta la concentración y el estado de alerta y reduce el estrés. Los niveles de cortisol se reducen en un 16%. Aumento del rendimiento intelectual.

Reduce la acidez en la boca: masticar estimula un mayor flujo de saliva neutralizando el ácido de los alimentos y las bebidas. La saliva tiene calcio y hierro que mineralizan los dientes.

Reduce la caries: el xilitol inhibe microorganismos causante de caries.
Reduce la acidez estomacal.
Combate el estrés y la ansiedad: mascar chicle tiene un efecto calmante. Reduce la ansiedad en situaciones estresantes, algo que se relaciona con el mayor flujo de sangre al cerebro.
Ayuda a dejar de fumar: los chicles de nicotina se usan para pacientes adictos al tabaco.
Alivio de náuseas: los chicles de menta contienen componentes que disminuyen las contracciones en el estómago

¡Pero a mi siempre me dijeron que hacía mal mascar chicles!
Existe cierta polémica sobre los efectos negativos en la salud bucodental de abusar del consumo de chicles. Algunos afirman que al estimular la salivación se combate la placa bacteriana, mientras otros afirman que el elevado contenido en azúcares sirve de sustrato para el desarrollo de microorganismos y el desarrollo posterior de caries. En todo caso parece que la mejor opción es el consumo de chicles sin azúcar, y que contengan xilitol.

Caries: los chicles con azúcar contienen glúcidos simples por lo que pueden engordar y promover el desarrollo de caries.

Trastornos gastrointestinales: puede producir gastritis, cólicos, gases intestinales y diarrea por su contenido en sorbitol; también puede provocar acidez, úlcera y pérdida de peso. Eso sí, si comés diariamente entre 4 a 16.

Dolor en la mandíbula: mascar chicle demasiado tiempo fuerza las articulaciones témporo-mandibulares, produciendo desgaste, con lo que el cierre de la boca se altera.
Efectos secundarios de colorantes y aromas: algunos aditivos pueden ser perjudiciales a largo plazo.
Como todo lo que ingerimos

en su justa medida no hace daño



Ahhhhh! eso sí,
¡no lo deseches en cualquier lado!



y si tuvieras la mala suerte de este señor colocá un trozo de hielo sobre el chicle pegado, éste al endurecer se puede retirar con facilidad.
¿Conocés otra manera?




29 comentarios:

  1. Hola primavera mi profe preferida, he estado meses perdida, pero tu no has dejado de publicar. Un fuerte abrazo y sigue con ese optimismo que te caracteriza

    ResponderEliminar
  2. una entrada de lo mas curiosa!!!!

    ResponderEliminar
  3. Dejé de mascar chicle aunque me encantaba porque leí que era malo para no se cuantas cosas. Me alegro mucho de leer ahora tu información porque de vez en cuando, gracias a ella, voy a seguir dándome el placer de mascar alguno. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Sobre el chicle hay comentarios e informaciones para todos los gustos .
    A mi lo que me molesta, y mucho, es que la gente que masca chicle lo haga con la boca abiertta y me lo esté enseñando constantemente, me parece hasta de mala educación

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Una entrada que me ha encantado Norma, yo he sido consumidora o masticadora de chicles durante muchos años,pero a partir que me tuve que poner una prótesis debido a las dos últimas muelas que me las tuvieron que extraer no lo consumo es que se me pega y me resulta molesto, siempre lo gastaba sin azúcar. Gracias de nuevo es una información muy interesante. Besitossss.

    ResponderEliminar
  6. Hola. Otro modo es empapando la tela con un cepillito mojado en acetona. Solo en la zona donde está el chicle. Luego ir raspando hasta quitarlo con un cuchillo de untar mantequilla, que no tiene punta. Después ya se puede lavar la ropa como habitualmente.
    Pero, ¿y las calles? Están de pena con tanto chicles pegado en el suelo.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  7. justo el otro dia hablando con una amiga nos preguntavamos como se hacian los chicles. Gracias a ti dudas despejadas. Muchas gracias
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  8. llevo años sin comer chicles, al menos 6 o mas, me dan nauseas con solo verlo, en cambio los caramelos masticables y toffes me encanta pero no me estoy todos los días comiéndolos.

    ResponderEliminar
  9. si sabía este truco, pero a veces no he logrado quitarlo. Y que me dicen cuando te quedas dormida y te despiertas con el chicle pegado al pelo, jejejje eso me sucedía de niña.
    bs

    ResponderEliminar
  10. Buenísimo lo del chiclet y con lo que me gusta! Pero además de la advertencia de que no era bueno por esto ó lo otro mi madre nos decía: " es de mala educación masticar chiclet fuera de casa porque parecen rumiantes todo el tiempo con la boca en movimiento " jajaj. Nos recordaba que, si salíamos tiraramos el chicle en casa.
    Cosas que tienen las madres.
    Yo conozco el truco del cubito de hielo para despegarlo de cualquier parte. Sale en un toque.
    Gracias por compartir siempre temas tan lindos.

    ResponderEliminar
  11. Yo aunque coma solo uno me cae mal... me lleno de gases :(

    ResponderEliminar
  12. Bueno, no me gustan las gomas de mascar, es un tema de costumbre, creo. Tomo nota de los consejos, gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. A mi me relaja mucho, los tomo sin azucar, pero nunca lo hago cuando hablo con otra persona es algo que me desagrada .Besos.

    ResponderEliminar
  14. Interesante tu receta, no imaginaba como era su receta, pero sinceramente no me gusta para nada la goma de mascar, veo las personas comiendolas con tan malos modos que no me gusta. Besicos

    ResponderEliminar
  15. A mi me encantan! pero reconozco que me deja la mandíbula hecha polvo.
    Suelo ser de las que me dejo un mismo chicle hasta varias horas, por no poder tirarlo, jejejej

    ResponderEliminar
  16. Pues mientras he fumado, la verdad es que no me concebía sin un chicle en la boca....años!!!!...pero desde que lo dejé hace tres años, tal vez que no le doy tanto al masqueo....pero siempre los llevo encima....y sin azúcar!
    Besossss

    ResponderEliminar
  17. Los hay muy ricos sin azúcar que evitan que engordemos o que estropeemos nuestros dientes. Eso sí, yo no puedo tener un chicle más de cinco minutos en la boca. A mi no me relaja, me pone nerviosa y además no puedo parar de hacer pompitas, jeje.
    Así que de momento me quedo con los caramelos de menta sin azúcar, esos no fallan en mi bolso.
    Besitos

    ResponderEliminar
  18. !Muy interesante amiga mia!...porque desde que tengo uso de razón me decían : el chicle te hace caries, el chile te desgasta la mándibula, si te tragas un chile el estómago tarda 8 años en digerirlo en fin!!y mira tu cuanta cosa vine aprender en un sólo momento!...!gracias¡
    besotes y que tengas un feliz fin de semana colosal!!!

    ResponderEliminar
  19. Gracias por brindar siempre informacion
    Debere meditar un poco sobre los chicles, me gustan jajaja
    Abrazo

    ResponderEliminar
  20. los chicles son muy adictivos para mí; por eso siempre trato de evitarlos.

    saludos.

    ResponderEliminar
  21. Yo como pocos y cuando lo hago, me canso enseguida de estar masticándolos... aunque sí que había oído opiniones sobre los puntos a favor y los puntos en contra de comerlos.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  22. Me encantan los temas que publicas, Norma! No es tan inofensivo el chicle como yo creia! Me gusta mucho todo lo que tiene menta especialmente los que tienen poca goma y se disuelven.
    Tu blog tan lindo como siempre.
    Besos,
    Dolly

    ResponderEliminar
  23. A mí hace poco me empezaron a dar gases y ahora nada de chicles, con lo que a mí me gustan.
    Un besote de  Lamiradadeluci

    ResponderEliminar
  24. Dejé de comer chicle porque me dolian las mandibulas, los he sustituido por caramelos. Un truko para quitarlos de la ropa: poner encima de la prenda afectada un papel de estraza y pasar la plancha.
    Al paso que vamos, tendremos que comprarnos el libro de Ignacio Doménech... la bandera de España la han clavado...! y no me rio!
    Me ha gustado la entrada de los platanos tatuados, le voy a dar una sorpresita a mi Costi, porque con el de corazón me atrevo jijii
    Pues
    GRACIAS por tu coment. Norma, probaré los higos , pero en mermelada ya, con el queso azul.
    Besitosss GUAPETONA.

    ResponderEliminar
  25. Muy interesanta, yo no como chicle, porque se me pone el estomago con gases, y otra manera de quitar el chicle, con alcohol,besicoss

    ResponderEliminar
  26. Muy interesante entrada, siempre aprendiendo cosas contigo
    Yo tuve la mala suerte no hace bucho de pegarme uno en el pantalon y lo saque con un papel de horno encima y la plancha caliente. Se quito muy bien
    Besitos

    ResponderEliminar
  27. Te de vuelvo la visita ;-) Me gusta tu blog asi que me acabo de hacer seguidora, asi que nos iremos viendo.
    Muy curiosa la entrada del chicle.

    ResponderEliminar
  28. Como siempre me ha encantado la entrada, por cierto en casa siempre hemos metido la prenda en cuestión en una bolsa y de ahí al congelador, en el momento que se congela el chicle, sale solo. Besos

    ResponderEliminar
  29. Que interesante ne encanta Las fotografias me encantan, transmiten lo que nos quieres enseñar. Felicidades por tu bloc ha sido todo un regalo el visitarlo, espero que visites el mio.
    Elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...