Seguidores

martes, 6 de noviembre de 2012

Ácido linoleico




El ácido linoleico es un ácido graso esencial para el organismo humano, lo cual quiere decir que el organismo no puede sintetizarlo y tiene que ser ingerido por la dieta.
Al ácido linoleico y a sus derivados se les conoce como ácidos grasos omega 6 se encuentran en diversos aceites vegetales, tales como el de girasol o el de soya, en los huevos y en las aves de corral.


La ingesta adecuada de estos ácidos grasos promueve la disminución de la concentración sanguínea de triglicéridos, disminución en la presión arterial


Pero que ocurre, que muchas veces el aceite del cual te hablo es saturado con hidrógeno y se hace más sólido (margarina), siendo usado en la industria alimenticia por ej. en productos de bollería y copetín (aperitivos) haciendo que éstos sean más estables y duren más en las góndolas de los supermercados ya que estas grasas tardan más tiempo en enranciarse.
A pesar de su origen vegetal, debido al tratamiento físico-químico que han sufrido, las grasas hidrogenadas se comportan en nuestro organismo como "grasa mala", cuyo exceso contribuye a aumentar los niveles de colesterol sanguíneo. Por tanto, es recomendable revisar el etiquetado de los alimentos y no abusar de aquellos que contengan este tipo de grasas los fabricantes la emplean por su bajo costo.
 Estas grasas hidrogenadas y de configuración trans son peligrosas para la salud ya que el organismo las confunde con las grasas saturadas y las incorpora a las paredes celulares





 Hay evidencia científica de que consumir en exceso alimentos que lleven grasas parcial o totalmente hidrogenadas, se relaciona con un aumento de la tasas de colesterol y triglicéridos plasmáticos, lo que contribuye en parte a la aparición y desarrollo de enfermedades vasculares, como la hipercolesterolemia, la hipertrigliceridemia y la arteriosclerosis, esto hace que sea especialmente importante que personas con niveles elevados de colesterol o triglicéridos en sangre o que sufran cualquier tipo de enfermedad cardiovascular, eviten el consumo de alimentos que contengan este tipo de grasas. Y como medida preventiva, es recomendable que la población general sana, evite o limite la presencia de estos productos en su dieta habitual, o que elija entre varios productos, aquellos con menor porcentaje de grasa hidrogenada.

Por tanto, es interesante revisar la etiqueta de los productos y elegir, siempre que sea posible, aquellos que especifiquen el tipo de aceite utilizado y leé las letras pequeñitas -grasas hidrogenadas- grasas trans- para poder enterarte de lo que vas a ingerir.








http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/enfermedad/2005/08/04/143886.php

27 comentarios:

  1. A mi ya me cuesta leer las etiquetas, cada vez la letra dificulta más la información……. lo digo porque ya es como los bancos letra mínima …….

    Quería decirte que en el post anterior, se me pasó ver el vídeo por eso lo puse en mi comentario sin haber reparado que el japonés estaba ahí……..lo siento

    ResponderEliminar
  2. Es verdad, amiga mia! Siempre leo las etiquetas porque intento productos sin grasas hidrogenadas! Es interesante leerte cada vez, eres especial! :) Gracias por tu comentarios y un abrazo grande para un dia maravilloso! :)

    ResponderEliminar
  3. Debo confesar que yo jamas leo las etiquetas, pero visto lo que e leido hoy, creo que tendre que empezar a leerlas, mas vale prevenir que curar, segun dice el refran, bsss

    ResponderEliminar
  4. Yo siempre leo las etiquetas, intento coger los alimentos q lleven menos aditivos y gradas malas. La viñeta buenísima!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la informacion. La verdad es que pocas veces leo las etiquetas.... pero cambiara a partir de ahora. Un beso guapa :)

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la información! Yo sólo leo las etiquetas cuando me pongo a dieta, pero normalmente no lo hago nunca! Tendré que tomárme en serio lo que compro :)

    Bsos!

    ResponderEliminar
  7. Una entrada muy instructiva, gracias, Norma. besitos.

    ResponderEliminar
  8. Una entrada con muy buena información,yo tengo mucha costumbre de leer las etiquetas de las conservas, no compro por norma general comidas precocinadas ni pastelería industrial muy de tarde en tarde alguna cosilla, procuro cocinar lo mas sano posible, pero como hoy lo que menos te piensas te viene adulterado, no estamos libres. besitossss y gracias por tu información.

    ResponderEliminar
  9. Voy a tener que acostumbrarme a leer las etiquetas porque esta visto que dónde menos te lo esperas esta la más nocivo. Grácias por la información
    Bsos

    ResponderEliminar
  10. Hola Norma,gracias por la información, como siempre muy interesante, afortunadamente si leo las etiquetas, no sé por qué pero tengo esa costumbre, leo todas las etiquetas de lo que llega a mis manos!!
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  11. El chiste es bueno, ya que casi todos los alimentos preparados lo contienen, un abrazo

    ResponderEliminar
  12. No se si viste que hay productos en los que los valores nutricionales y son diferentes para Uruguay, Chile , Brasil y nosotros.
    Nos cuidamos y nos cuidan poco
    Besos

    ResponderEliminar
  13. ¡Una entrada muy interesante! Yo me encuentro con cada cosa en las etiquetas!
    El jueves, si puedes, date un saltito por mi blog que tengo un regalito para ti.
    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  14. HOLA MAMI, AQUÍ ESTOY DE NUEVO, TE TOMO LA PALABRA, NO SE COMO QUITAR ESE ESPACIO DE LA VERIFICACIÓN DE LA PALABRA.. DIME PORFIS PARA ELIMINARLO..
    GRACIAS DESDE YA..
    ZHOBEYD@

    ResponderEliminar
  15. Muy interesante, siempre intento mirar las etiquetas... en casa por ejemplo, entra muy poca bollería industrial, prefiero los dulces caseros. Un saludo!

    ResponderEliminar
  16. Yo confieso que casi a todo lo que compro en el súper le leo la etiqueta y no sólo por las grasas sino también por las calorías.
    Por lo general evito los productos que la contengan y me decanto por otros con aceite de oliva, por ejemplo
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Procuro leer todas la etiquetas, pero a veces voy con prisas y seguro que se me cuela algo. De todos modos no consumimos bollería industrial, la leche desnatada, solo aceite de oliva en crudo y de girasol para freír. Y a pesar de ello he de controlarme el colesterol. Besos

    ResponderEliminar
  18. Gracias por tanta info necesaria amiga y por tu visita a mi blog!
    Besotes
    Roos

    ResponderEliminar
  19. ¡¡Buenísima información!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Norma, pero cuantas cositas nos enseñas, pero te tengo que decir como Mª Jesús, que la información de los envases cada vez es más pequeña, eso es para que no sepamos lo que comemos, jajaja, por cierto las obleas en si tienes razón es como la ostia que se da en misa pero esta se utiliza para hacer los turrones o base de tartas, es blanca como la ostia y se hace igual solo que una es redonda y pequeña y esta es cuadrada y grande. besos
    Sofía
    milideasmilproyectos

    ResponderEliminar
  21. HOLA MAMITA.. BUENOS DÍAS, ESPERO TE ENCUENTRES BIEN.
    PASE A SALUDARTE PRIMERO QUE NADA..Y LUEGO PARA AGRADECERTE POR LA EXPLICACIÓN QUE ME ENVIASTE PARA QUITAR LA VERIFICACIÓN DE LA PALABRA EN MI BLOG.. CLARO Y SENCILLO...
    UN MILLÓN DE GRACIAS Y TRILLONES DE BENDICIONES...
    ZHOBEYD@..

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola Norma!
    Muchas gracias por la información, realmente deberiamos tomarnos nuestro tiempo para leer atentamente las etiquetas antes de comprar cualquier producto.
    ¡El chiste es buenísimo!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  23. Yo siempre leo las etiquetas es necesario,buen tema,abrazos y abrazos.

    ResponderEliminar
  24. Gracias por poner cosas que nos animan a tener cuidado con lo que comemos. YO no suelo mirar los componentes (la fecha de caducidad si ) estaré ya mas atenta despues de leer tu entrada.Graciass y gracias por jugar EN EL RETO , jejej es divertido ¿verdad? un abrazo

    ResponderEliminar
  25. ¡Qué bueno!. Con esto de las grasas hidrogenadas hay que tener mucho cuidado, me parece que está más controlado y creo que hoy día, hay más opciones a la hora de consumir margarinas no hidrogenadas. Yo siempre leo las etiquetas porque con lo de las alergias es fundamental saber qué contiene cada cosa. Gracias. Un beso,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  26. Voy a tener que empezar a leer las etiquetas, que no tengo esa costumbre, y la verdad es que debería.
    El chiste buenísimo, jejeje.
    Besos!!

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...