Seguidores

viernes, 28 de agosto de 2015

Tengo hambreee!...


Cuando tenemos un ataque de hambre no nos sentemos a la mesa a comer porque todo lo que hay en ella no nos alcanzará para saciar nuestro apetito.
¿No te ha pasado que terminás con lo que hay en el plato y vas hasta la heladera para ver qué más hay?
Y...¿ cómo se hace, entonces, para no devorar todo alimento que se nos cruce en ese momento?
Comemos un trozo de queso, por ej.
Nos atamos las manos para no pecar....jejej! y ponemos un candado en la boca por 15 ó 20 minutos  y...oooohhh! magia, el ataque de hambre paso.
¿Por qué pasa esto?
Porque cuando una persona come a los nervios del tracto digestivo le lleva tiempo avisarle al centro de hambre que tenemos en el cerebro. Ese ¡cheeee! ahí va comidaaaa! (como diríamos en argentino) tarda unos minutos para que el de arriba escuche.
 Entonces ahora sí, te sentás a comer como un ser humano normal y no como un animalito que ha encontrado su presa después de haber estado varios días sin encontrarla.
Probá, el resultado es bueno.

40 comentarios:

  1. Que interesante!la verdad es que soy super glotona y después de comer siempre cometo el pecadillo de algun dulce o patatas, pero voy a probar lo que dices y ya te cuento si mi cerebro (lento el jeje)se da cuenta de que ya he llenado a la panza, buen consejo .

    Besos

    ResponderEliminar
  2. ATAQUES DE ANSÍA!!!!
    ,COMO DICE MI HERMANA QUE SE ENFADA PORQUE DICE QUE COMO PODEMOS TENER LOS ARMARIOS LLENOS DE COSAS Y NO COMERLOS ...
    SIEMPRE TENEMOS UNA PUERTA DE LA ALACENA DE LA COCINA CON APERITIVOS SALADOS ,Y OTRA CON CHOCOLATES Y DULCES PARA CUANDO NOS APETECE , PERO ELLA NO SE PUEDE RESISTIR ,SI ESTÁ HAY QUE COMERLO
    ME LO HAS RECORDADO

    Anilegra moda para muñecas

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa, si que es verdad, que cuando te da esos ataques de hambre por mas que comas, no te sacias nunca, bssss

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!la verdad que a mi a veces me pasa que llego a casa con tanta hambre que termino el plato enseguida y luego todavia quiero mas!!jejeje Un besooo :)

    ResponderEliminar
  5. Sucede a veces que el estrés nos lleva a la ansiedad y esta al apetito desaforado...
    Mejor hacer algo antes de sentarse a devorar.
    Ejercicio, ya sea mental o físico e incluso ambos!
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. A MI LA ANSIEDAD ES CURIOSO ME QUITA EL HAMBRE COMO MAS CUANDO ESTOY RELAJADA!!!!!!!SERE RARA, JA,JA....ME ENCANTAN TUS ARTICULOS ME PARECEN MUY INTERESANTES,

    BESOS,

    ResponderEliminar
  7. Hola es interesante, aunque yo cuando esto con ansiedad o enfadada se me hace un nudo en el estomago y dejo de comer, que tengas un estupendo fin de semana, hasta pronto.

    ResponderEliminar
  8. Amiga Norma, te confieso que peco de gula y si no poco mas es porque mi mujer me frena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Ah, la ansiedad! Sí, lo he intentado y funciona! El candadito invisible en la boca jaja. !
    Besitos Norma!

    ResponderEliminar
  10. Yo últimamente estoy muy controlada,desde septiembre de 2011 he perdido 14 kilos.Besos.

    ResponderEliminar
  11. Un buen candado puede ser beber dos buenos vasos de agua. Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  12. Un buen candado puede ser beber dos buenos vasos de agua. Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  13. En este caso no hablo de comer por ansiedad, sino que cuando llegamos del trabajo y tenemos que almorzar o cenar lo más conveniente es comer algo antes de sentarnos a la mesa. Esto es para que no comamos 3 platos en vez de uno.
    Mis cariños para todos y gracias por estar ahí.

    ResponderEliminar
  14. O lo que es lo mismo, tomar un pequeño aperitivo para ir "engañando al cuerpo"
    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Probaré, a ver si funciona!!! Besiños.

    ResponderEliminar
  16. Muy interesante la entrada, seguro lo voy a poner en práctica besos

    ResponderEliminar
  17. Tienes un blog interesantisimo
    Felicidades por tu labor!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Te dejé un comentario en el post anterior también, porque en cuanto entré empecé a cotillear por todas partes y me despisté, no me enteré que éste era el primero jajaja.
    Me parece muy interesante lo que dices. Si que es cierto que hay algunos días que comes más, yo le llamo "el ataque de hambre" y aun hay otro al que llamo "el ataque de dulce" porque no me acuerdo nunca de comer pasteles, pero algún día tengo que hacerme o comprarme algo dulce porque no puedo pasar sin él...
    Intentaremos seguir tu consejo y comer despacito jajaja.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  19. Dificilmente sienta hambre o tengo hambre concientemente, pero hay veces que empiezo a comer y lo hago como apurada, ahí me doy cuenta que tenía ganas. Mi problema muchas veces es la ansiedad o ese deseo de "morder", que no me arreglás con yogur o ensaladita o sopita.
    Besito!

    ResponderEliminar
  20. Muy cierto lo que dices..de pronto nos sucede cuando estamos en un restaurante...comemos primero los aperitivos que ponen en la mesa y cuando ya sirven el plato principal ya no tenemos nada de hambre..

    Deberíamos hacer lo mismo en casa...comer cualquier cosa para que al momento de sentarnos a comer no devorarnos toda la comida y pedir más.. jajaa. al menos deberiamos tomar un vaso grande de agua..dicen que funciona.

    Buen fín de semana
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Hola Norma, nos se porque sera pero cada vez que llego a tu blog me quedo embobada de la cantidad de cosas que puedes saber, cuanto se aprende contigo y tienes mucha razón atacamos la nevera sin ton ni son, aunque hayamos comido recientemente, muchos besos y te prometo que si alguna vez vienes a Madrid, te voy a regalar ese juego de tetera de mi sorteo, me da mucha pena que no puedas participar, besos

    ResponderEliminar
  22. Enhorabuena por todo tu blog, me encanta, tienes unas entradas realmente interesantes y originales. Me hago seguidora tuya, de tus blogs. Si quieres puedes pasarte por mi blog
    http://a-pedir-de-boca.blogspot.com/ y si te gusta me dejas un comentario, te haces seguidor, lo que tu desees.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. hello vim visitar-te através do "directory", estou conhecendo vosso blog, seu blog é muito interessante, lhe deixo minhas palavras de amizade e carinho diretas do Brasil.

    KISSES
    MY NAME BRUNO

    BLOG: http://socialle.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  24. ¡Gracias por la visita!, he venido a conocer tu blog y aquí me quedo. Bss.

    ResponderEliminar
  25. TENES RAZON,Y UNO A VECES NO SE PONE A PENSAR,DESPUES QUE TE ATORAS,TE AGARRA UN DOLO DE ESTOMAGO,POR CARGARLO MAS DE LO QUE LO NECESITA!!!!PERO A VECES ES DIFICIL!!!!JAJAJAJA!!FELIZ FINDE!!!BESITOS

    ResponderEliminar
  26. Vaya! Qué interesante! Me alegra mucho conocerte, seguro que aprendo mucho contigo....
    Saludos,

    www.tatianadoria.blogspot.com

    ResponderEliminar
  27. Muchas gracias Normita por este dato importante que vos has compartido con nosotros. Yo estoy en dieta desde Enero y he bajado 3 kilos ya, aunque tenia los ataques, ahora ya no puedo comer mas de lo qe mi dieta me da y asi mi estomago se a reducido? Espero. Gracias por tu siempre cariñosa y linda visita. Que gozes el fin de semana y estare siempre atenta a que mas compartes para bajar de peso, que a mi me interesa mucho. Abrazos.
    FABBY

    ResponderEliminar
  28. me gusta mucho el artículo.
    Gracias por tu visita y comentarios a mi blog.Saludos desde Barcelona

    ResponderEliminar
  29. Sí conozco esos ataques de hambre!! Y es verdad que si en ese momento no les haces caso porque no puedes o porque no tienes comida a mano, se te pasan. Cuestión de paciencia.
    Besitos Norma!!

    ResponderEliminar
  30. Hola. Yo añadiría que hay que masticar bien: ñac, ñac, ñac. Si tragas casi sin masticar, no le da tiempo al cerebro, como tú dices, a enterarse de que hemos comido.

    Me gustó el dibujo de Homer Simpson. Con tu permiso, te lo voy a copiar.

    ResponderEliminar
  31. Norma, muchas veces el stress se desborda sobre la comida...
    Buena semana
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Muy buena la entrada Norma, tomo nota. Besos

    ResponderEliminar
  33. Hola, muy interesante, los ataquee esos lo conozco, jeje, seguiré tus consejos a ver que tál.Abrazos

    ResponderEliminar
  34. Hola Norma. Gracias por pasarte por mi blog y dejarme un mensajito. Muy interesante este artículo. Un beso

    ResponderEliminar
  35. Muy interesante. Una colación al llegar del laburo, resuelve estos ataques.

    ResponderEliminar
  36. Gracias por tu sabio consejo lo tendré en cuenta...
    Saludos desde Badajoz España
    Inmaculada de Kukimuki

    ResponderEliminar
  37. Tal cual!!! Mi mamá siempre nos decía que esperemos esos 20 minutos y se nos iba a pasar ese hambre de atracón! Excelente recordatorio! Re lindo tu Blog!!!!!

    ResponderEliminar
  38. ¡Hola Norma!
    He leido este post de casualidad, lo he visto en las ventanitas cuando he ido a visitar tu último post publicado y movida por la curiosidad he venido a leerlo.
    Es curioso pero me ocurre como a Amparo, que dejó mensaje más arriba...en momentos de disgusto, ansiedad, enfado...se me "cierra" el estómago y digo aquello de "es que no me entra nada"...y asi es, soy incapaz de comer absolutamente nada y según el grado de enfado he llegado a estar dos dias sin probar bocado...¡que cosas!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  39. Que interessante! Es verdad lo que escribiste.
    Besitos

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...