Seguidores

sábado, 31 de mayo de 2014

Cómo servir y tomar el pan en 1700



El lugar donde se debe poner el trozo de pan que se tiene para comer, es el lado izquierdo, junto al plato o sobre la servilleta; es descortés ponerlo a la derecha o delante o detrás del plato, y mucho más aún, junto al pan de otro.
Se pueden cometer varias descortesías al cortar el pan, de las que deben guardarse particularmente los niños. Por ejemplo, es muy descortés ahuecar el pan tomando sólo la miga, o separar las dos cortezas cortándolo a lo largo, o descortezarlo, por decirlo así, quitando toda la corteza alrededor, o cortarlo en trocitos, como se hace con el pan bendito, y dejarlo así sobre la mesa; o dejar caer muchas migas en el mantel al cortarlo.
No es menos descortés sostenerlo con toda la mano al cortarlo, o apoyarlo en el pecho, o cortar el trozo de pan sobre el mantel o sobre el plato.
Es aún mucho más descortés romperlo con las manos, pues siempre hay que servirse del cuchillo para cortar el pan.
Todas estas formas de cortar el pan son tan ridículas que sólo son capaces de ellas las personas mal criadas o de poca educación.
Cuando se desea ofrecer pan a alguien, no se debe hacer con la mano, sino en un plato limpio o sobre una servilleta. Y hay que recibirlo con la mano, como besándola.
Cuando se desea cortar un trozo de pan, de un pan que sea común, antes hay que limpiar el cuchillo, y no cortar de una vez un trozo demasiado grande. Hay que guardarse de cortar sólo la corteza por un ángulo, sino que se debe cortar siempre seguido a lo largo, hasta la mitad del pan, sin tomar más del lado de la corteza que del otro, pues no es decoroso ni sensato escoger en el pan lo que cada uno quiere; eso sería dejar para los demás lo que a uno le sobra y lo que no es de su gusto, y poner totalmente en evidencia la propia sensualidad.
Si se tiene tan mala dentadura que no se puede comer la corteza del pan, es más conveniente descortezarlo sólo en pequeños trozos, a medida que se come, que descortezarlo de una vez, pues no es educado poner en la mesa un trozo grande de pan que sea sólo miga.
Sería de muy mal efecto tener un trozo grande de pan en la mano cuando se toma pan; normalmente hay que dejarlo sobre la mesa y cortar cada vez con el cuchillo el trozo que se desea llevar a la boca.
También exige la cortesía que los trozos que se llevan a la boca sean pequeños, y siempre hay que llevarlos sólo con la mano e introducirlos en ella sosteniéndolos con el pulgar y el índice.
Los huevos con cáscara se comen de ordinario untando el pan en el huevo. Por eso, cuando se quieren tomar de esa forma, antes de abrirlos hay que preparar el pan que se va a necesitar para comerlos.
Pero nunca está permitido echar pan en el vino, como para hacer sopa. Esto es incluso difícilmente soportable en personas enfermas, y no deben hacerlo, a menos que parezca necesidad evidente y se lo hayan mandado como auténtica y casi única medicina.
La sal, dice el Evangelio, es el condimento de los manjares. Hay que tomarla del salero con la punta del cuchillo, y nunca con los dedos, y luego ponerla en el plato.
Antes de introducir el cuchillo en el salero para tomar sal, hay que tener cuidado de limpiarlo con la servilleta; pues es muy descortés tomarla con el cuchillo grasiento o sucio. No hay que tomar más que lo necesario.
Nunca hay que introducir en el salero los trozos de comida que se van a comer, sino que hay que salarlos con la sal que se haya depositado en el plato.
No hay que hacer caso de la necia idea de algunas personas, que tienen reparo en ofrecer la sal a los demás. Y cuando se desea ofrecer a los que están alejados, se debe depositar en un plato para ofrecérsela en seguida a los que la necesiten, o bien presentar el salero, si se puede, para que ellos mismos la tomen de él.
Respecto de la mostaza, cuando se toma en la mesa, hay que proceder poco más o menos como se hace con la sal.

  • Autor
    San Juan Bautista de la Salle. Les Règles de la Bienséance. Troyes - Reims, 1703.
  • Fuente
    Reglas de cortesía y urbanidad cristiana para uso de las escuela cristianas




 http://www.protocolo.org/social/urbanidad/urbanidad_de_como_hay_que_servir_tomar_y_comer_el_pan_y_la_sal_.html

17 comentarios:

  1. Que descortes soy, habrá que espabilar

    ResponderEliminar
  2. ME GUSTAN TODAS ESTAS NORMAS.
    PERO CADA DIA SE COME MAS POR COMER.
    EL SENTARSE A COMER DISFRUTAR DE LA COMIDA DE UNA FORMA AGRADABLE Y BIEN ES UNA DELICIA.
    PERO UNA AMURGUESA SIN SENTARSE Y CASI NI MASTICAR ES LO MAS FEO.
    ME GUSTA LA MESA CON DETALLES Y BIEN...BIEN...
    SALUDITOS

    ResponderEliminar
  3. Pues yo estoy muy disgustada, no soy cortés en la mesa, me cojo siempre la puntita fina que es lo que me como si es que como alguno, pero no obtante mi familia no me hace sentir mal, son los primeros que cuando comienzan la barra me la ofrecen, así que me siento menos culpable jijijijijji.
    Me ha gustado leer estas normas de educación en la mesa, la verdad que un orden y una buena preparación en la mesa, es muy bonito. Besitossss.

    ResponderEliminar
  4. Que cosas !!!! que maleducados somos todos !!! Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Normita, que rico el pan!!!!
    Y si, me uno a las chicas soy lo contrario...el pan lo mojo en el tuco y tomo trozos con la mano, eso si...para servirlo en la merienda con mermelada o manteca cortadito prolijamente y en un plato lindo....ahí estuve bien no?
    Besos amiga, buen fin de semana, como anda esa Mardel, linda como siempre?

    ResponderEliminar
  6. MADRE DEL AMOS HERMOSO!!!!
    Lo de sacar la miga al pan, jamás lo he hecho, por lo que te puedes imaginar que tampoco he permitido que lo hagan (mis sobrinos sí que lo hacen.....pero con eso no puedo hacer nada)
    Lo de descortezarlo, me parece una guarrada y no te digo lo de cortarlo a trocitos chicos para que se lo coman.....ni cuando he tenido las crías pequeñas
    Lo de dejar caer muchas migas en el hule al cortarlo, pues tan fácil como limpiarlo acto seguido....con eso no puedo luchar....como pmucho lo hago encima de un plato que después limpio....evidentemente.
    Lo de sostenerlo con toda la mano al cortarlo, o apoyarlo en el pecho...joder....que así lo hacía mi abuelo....y no veas las peloteras que tenía con él.....pero a ver...si es que lo había hecho así toda la vida de dios.....
    Y bueno....lo de cortan el pan con las manos.......me voy a callar...en casa siempre ha habido cuchillo para cortar el pan....ya te digo, eso es sagrado......pero lo de tener el pan entero encima de la mesa y que cada uno vaya cortándolo con la mano...ha sido muy de casa de mi suegra......en mi casa, la mía de casada quiero decir.....con cuchillo toda la vida.....pero tengo que decirte.....que ganó mi marido....yo lo corto con el cuchillo y él sigue haciéndolo con la mano.....lo que no consiento es que cojan otro cuchillo que no se el del pan, para usarlo en el pan......pero en casa....por suerte o desgracia somos ambis: chuchillo/mano....qué le vamos a hacer....

    ResponderEliminar
  7. Pues yo hay unoas normas que no cumplo Norma, asi que tomo buena nota de ellas, cuantas cosas aprendemos contigo guapa, un besote

    ResponderEliminar
  8. Pues entonces en ese caso mis padres no me educaron tan bien? yo no estoy de acuerdo. En mi casa de siempre se ha colocado el pan en el centro de la mesa y cada uno ha cogido y partido con las manos el trozo que ha querido, el resto al centro otra vez. Ahhhhhhh, y que a ninguno se le ocurriera decir "este pan es mío" porque ya saltaba mi padre con el sermón, "el pan que está en la mesa es de todos". Otra cosa es el protocolo, pero en familia lo bonito es compartir.
    Besitos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  9. Norma, Me encantan tus recetas y sugerencias. Excelente blog, felicitaciones!!

    Soy Cata tengo el blog: Recetas de Bizcochos los invito a conocerlo, ya que una rica Receta de Bizcocho, facil de hacer es muy util.

    Espero te guste el blog de Recetas de Bizcochos, te parezca util y puedas recomendarlo a tus seguidores.

    Desde ya gracias.
    Saludos Cata

    ResponderEliminar
  10. Jijiji veo que no me educaron según las normas, me encanta comer la corteza y la corto con las manos normalmente.Besos.

    ResponderEliminar
  11. El pan me gusta muchisimo, pero no sabia nada de estas normas.besicoss y buen finde

    ResponderEliminar
  12. El pan que nunca falte, me encanta! una entrada muy interesante, bicos

    ResponderEliminar
  13. Muy buen post. Como dijo Vivi, que el pan nunca falte. Podes creer que hay gente que saca las harinas de su dieta? Definitivamente yo no podría. Besos!

    ResponderEliminar
  14. Norma creo que hemos perdido algunas de esas normas de urbanidad, pero es curioso recordar como evolucionamos...eso si el pan que no falte en ninguna mesa.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  15. El pan lo corto siempre con el cuchillo, mi marido con la mano, que le vamos a hacer! y cuando lo corto siempre recuerdo que mi madre de pequeña me decía :"el pan no se sabe cortar hasta que te lo sabes ganar!" y que razón tenía. Besos

    ResponderEliminar
  16. Me encanta que la gente observe la etiqueta en la mesa, Norma. Gracias por tu hermoso blog que esta siempre ahi recordandonos. Un abrazo fuerte, Dolly

    ResponderEliminar
  17. Hola Norma, Me has hecho volver a mi infancia con todas estas reglas (tu me perdonaras) pero algunas son tan ridículas.
    Mi padre solía leernos el manual de Carreño, cuando todos éramos muy chicos… y decía tantas cosas como las que has mencionado, como comportarse en una mesa etc. etc.… que nunca están de más, pero otras que ya están pasadas de moda.
    Me has hacho reír mucho y te diria que no soy tan educada, pero tampoco un desastre Ja Ja Ja.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...