Seguidores

domingo, 6 de abril de 2014

Revisar la etiqueta de los productos con los que nos alimentamos



Numerosos alimentos procesados llevan aceites u otras grasas entre sus componentes, puesto que son ingredientes imprescindibles para la obtención del producto final. El problema lo tiene el consumidor, que no siempre conoce el tipo de grasa que llevan añadidos los productos, ya que muchas marcas no indican el tipo de grasa que utilizan en su elaboración. Se limitan a indicar entre los ingredientes el término "grasas o aceites vegetales", que confunde al consumidor ya que éste lo asocia con beneficios para la salud, y detrás de este mensaje esconden grasas perjudiciales para la salud cardiovascular, como son las grasas saturadas, abundantes en el aceite de coco y de palma (también grasas vegetales).

Qué hay detrás de cada tipo de grasa
La diferencia más reseñable entre los distintos tipos de grasa se basa en la proporción que mantiene cada una de ácidos grasos saturados e insaturados. Lo interesante desde el punto de vista dietético es una mayor proporción de grasas insaturadas respecto a las saturadas.
La grasa saturada es abundante por naturaleza en los alimentos de origen animal, como mantequilla, manteca, sebos, nata, crema de leche, mayonesa, grasa de la carne-aves y derivados, queso y lácteos enteros y, como excepción, aceites vegetales de coco y de palma (de origen vegetal). Estos dos últimos se utilizan con frecuencia como ingredientes en la elaboración de la repostería industrial y de aperitivos dulces y salados. Esta grasa es la llamada "grasa mala", ya que su consumo en exceso tiene la capacidad de aumentar los niveles de colesterol sanguíneo.
La grasa insaturada se encuentra principalmente en alimentos de origen vegetal, como aceite de oliva y semillas (girasol, maíz, soja), frutos secos y como excepción, en los pescados azules (alimentos de origen animal). Estos aceites son menos utilizados en la elaboración de productos de alimentación por su elevado precio. Las grasas insaturadas, también conocidas como "grasas buenas", tienen la particularidad de reducir los niveles de colesterol en sangre, de ahí que se les considere grasas aliadas del corazón. 
Además, existen las grasas hidrogenadas, denominación que encontramos en algunos productos, y se trata de otra forma fisico-química en la que se pueden presentar las grasas. ¿Cómo se consiguen? La explicación es la siguiente: los aceites vegetales son líquidos a temperatura ambiente y se pueden hacer más sólidos introduciendo moléculas de hidrógeno (hidrogenación), y haciéndolos, por tanto, más saturados, obteniendo las denominadas grasas hidrogenadas. Este tipo de grasas, a pesar de su origen vegetal, debido al tratamiento físico-químico que han sufrido, en nuestro organismo se comportan como "grasa mala", y se emplean abundantemente en la elaboración de snacks salados, productos tan consumidos, en especial por el público infantil.

Fundamental: revisar la etiqueta

 Guía de etiquetas en los alimentos para el pan de trigo entero


 

La gama de productos que incluye algún tipo de aceite es tan numerosa como diversa: desde los snacks salados (palomitas, patatas fritas...), frutos secos fritos, salsas comerciales (de tomate, mayonesa...), margarina, mantequilla, galletas, todo tipo de productos de bollería y repostería, conservas de pescado, conservas de verduras o legumbres, productos precocinados (empanadillas, croquetas, canelones, pizza...) y un largo etcétera.
Los consumidores deben tener claro que cuando un fabricante no identifica la grasa que usa (aceite de oliva, girasol, soja, mantequilla, etc.), lo habitual es que ésta sea poco saludable, como la grasa saturada o grasas hidrogenadas. Ambos tipos de grasas se comportan igual en el organismo, y consumidas en exceso, tienen la particularidad de aumentar las tasas de colesterol y triglicéridos plasmáticos, contribuyendo en parte a la aparición y desarrollo de hipercolesterolemia y arteriosclerosis.
Por lo tanto interesa revisar la etiqueta de los productos y elegir siempre que sea posible aquellos que especifiquen el tipo de aceite utilizado  (oliva, girasol, maíz, soja...).




 http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/alimentos_a_debate/2003/10/09/66381.php

37 comentarios:

  1. La verdad es que yo solo me fijaba en la fecha de caducidad y en las calorias hasta que vi un documental y me asusté... Desde entonces siempre me fijo...
    Gracias por tus consejos...alguno no lo sabia...geacias
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola !! Es un tema muy interesante y que hace tiempo practico porque en este caso vale la pena perder el tiempo y ponerse a leer las etiquetas ya que te venden de todo y con ingredientes que debemos estar muy atentos para no consumir en exceso. Feliz finde, cariños !!

    ResponderEliminar
  3. Qué interesante!!. La verdad es que hace poco que he empezado a fijarme en las etiquetas, en cuestión de calorías, pero lo de las grasas saturadas, insaturadas e hidrogenadas no tenía ni idea. Muchas gracias. A partir de ahora me fijaré. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. HACE TIEMPO QUE TENGO QUE MIRAR TODO.
    Y SI ES LETRA CHIQUITA QUE NO SE ENTIENDE,NO LO COMPRO ME ESTAN ENGAÑANDO.
    COMPRE EL OTRO DIA TALLARINES ...DE UCRANIA....IMAGINATE QUE VIVO EN EL LUGAR QUE MAS TRIGO SE COSECHA.
    OTRA PASTA SUPUESTAMENTE ITALIANA.
    IMPORTADA DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA(ASI DECIA)
    NO PUEDE SER APARTE DE LAS PRQUERIAS QUE PONEN,QUE UNOS TALLARINES VIAJEN TANTO NO TE PARECE???
    Y AQUI CERRANDO LAS FABRICAS.
    ES OTRO TEMA...PERO PARA LEER BIEN TODO.
    CHAUCITO

    ResponderEliminar
  5. Gracias ¡¡ si es que eres una enciclopedia¡¡ mira que intento fijarme en todo ¡pero¡ madre mía lo que nos queda por aprender, bueno hoy me voy con algo aprendido y me voy ya al súper ¡¡que ilusión ¡¡ amos¡¡ algo grande (odio comprar todos los días) me voy a ir al campo a comer raíces , no sería mala idea ¡¡jajajaja¡¡¡ quizás no tengan grasas saturadas, siempre intento leer todo ¡pero¡ ya sabes se nos escapan muchas cosas importantes, besitos .

    ResponderEliminar
  6. Es tan difícil leer todo, por falta de tiempo, que por lo menos yo nunca me puedo permitir el lujo de pararme a leerlo, leo la fecha de caducidad y poco más. En fin, hoy día todo o casi todo lo industrial está adulterado. Besos y gracias por tan buena información que nos das siempre.

    ResponderEliminar
  7. Gracias amiga Norma


    Me ha venido muy bién todo lo que comentas..Tengo el colesterol elevado y ya cuando voy a comprar me paro a mirar sus componentes...Tenia dudas sobre las grasas pero ya nó..

    Lo único que muchos de los paquetes tienen las letras muy diminutas,,No sé si lo harán a próposito ,quiero pensar que nó

    Tendré que llevar una lupa de aquí en adelante..

    Gracias por siempre estar y por tu cariño

    Besitos mi niña

    ResponderEliminar
  8. Si te digo la verdad, no suelo mirar mucho las etiquetas. Compro el menor número de productos envasados que puedo,pero no se libra nadie de lo que dices a menos que vayas con una lupa. Los embutidos que compro son naturales, o sea solo carne, (nada de espesantes) pero llevan conservantes...
    Al final lo mejor es comer lo necesario para que el cuerpo tenga tiempo de procesar toda esa química (si lo hace) y rezar para poder sobrevivir a ello...
    Gracias de nuevo por toda esta información, siempre es útil.
    Besos Norma.

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Norma, por este artículo... muy didáctico como todos los tuyos. Se aprende, se aprende con leerlos.

    ResponderEliminar
  10. Pues muchas gracias, porque yo casi nunca me fijo en estas cosas....habrá que estar más atentos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Gracias Norma, yo si que miro las etiquetas, pero como tu dices hay veces que no estan muy claras. Besicoss y buen finde

    ResponderEliminar
  12. Mi querida amiga, como siempre una entrada maravillosa, es cierto que siempre leo lo de la grasa, y no me he parado a pensar en la grasa mala, desde luego esta entrada es una maravilla. Mil besicos cielo mio

    ResponderEliminar
  13. Para esto tengo que decir que soy hasta un poco maniática. Casi que me aprendo de memoria las etiquetas de los alimentos. Lo que no sabía era lo de las grasas hidrogenadas. Me andaré con cuidado a partir de ahora.
    Besitos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  14. Yo soy exagerada para revisar ya me acostumbre a mirar buen post Norma,abrazos

    ResponderEliminar
  15. Cuando por temas de salud tienes que mirar las etiquetas, te encuentras cosas que nunca te habrías imaginado! La pena es que si no fuera por eso, mucho nos habríamos fijado en lo que ponen. ¡Muy buen artículo! Completo y claro!
    Besos y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  16. Muy buen post, Norma. Mañana me pongo a revisar mis etiquetas. Un besote

    ResponderEliminar
  17. Norma querida, pasaba especialmente a saludarte. Y siempre que paso por tu blog aprendo y refresco algo interesante. Me parece importantisimo todo lo que cuentas sobre la buena alimentacion y el cuidado de leer las etiquetas. Lastima que lleva tanto tiempo....
    Yo solo compro enlatados si hay escases de algo-raras veces. Nada mejor que lo fresco.
    Besos y mi cariño de siempre,
    Dolly

    ResponderEliminar
  18. Norma es verdad que debíamos revisar mas lo que comemos, pero da mucha pereza ir mirando las etiquetas de los productos...
    Gracias por tus consejos...
    Un abrazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  19. Suelo mirar las etiquetas con frecuencia, pero después de esta información lo haré con mayor conocimiento de causa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Hola Normita, que interesante...la verdad es que solo me fijo en la fecha de vencimiento...ahora que veo lo importante de observar las etiquetas me tomaré un tiempito para ello.
    Un abrazo, buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  21. una entrada de lo mas interesante. y creo q el 99% de toda la gente solo miramos cuando caduca el producto y con eso ya vamos servidos...cuando hay q mirar mas cosas...

    ResponderEliminar
  22. Super interesante! Ideal para que tomemos conciencia! Besotes!

    ResponderEliminar
  23. Casi nunca compro bollería industrial por eso, en los ingredientes suele poner grasa vegetal, muchas veces sin especificar el origen y otras pues de palma... Al final cuando tomamos algo de bollería lo suelo hacer en casa y pongo aceite de oliva que me parece más saludable. Ultimamente me preocupa bastante el tema de las etiquetas y no solo por la grasa sino por la cantidad de cosas que ponen a los alimentos y no tengo ni idea de lo que son... Soy tan ingenua que cuando compraba carne en bandeja, pues pensaba que era solo eso, carne. Y resulta que hace unas semanas me da por leer la letra pequeña y veo que en igredientes aparecen un montón de cosas de las que no tenía idea... Y lo mismo en embutidos, conservas...
    Me parece super interesante tu post de hoy, besos.

    ResponderEliminar
  24. Muy interesante.Con mi dieta cada vez como más cosas saludables y los pasteles con los que darse un capricho siempre caseros.Algunos alimentos no lo son son una bomba de calorias. Las etiquetas de algunos productos casi ni se ven.Buen consejo las lentes pero yo diría que para algunos la lupa.Besos.

    ResponderEliminar
  25. Qué información más importante, no me he fijado jamás en este detalle, nunca es tarde para eliminar o sustituir ciertos productos si no son saludables. Siempre nos dejas posts interesantísimos, muchas gracias por compartirlo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  26. Hola Norma, muy buena información! Justamente en estos momentos estoy a dieta, así que vivo mirando las etiquetas de todo...Aunque siempre me queda la duda de lo certera que pueda ser la famosa tablita...
    Besos y gracias por compartir

    ResponderEliminar
  27. Hola Norma, muchisimas gracias por tan valiosa información, estaré mucho más atenta a las etiquetas.
    Que tengas un buen domingo.
    Un beso,
    Amparo

    ResponderEliminar
  28. Llevas toda la razón hay que leer las etiquetas pero vamso siempre tan deprisa ...
    Muy interesante la información que nos das.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Acostumbro a leer las etiquetas, pero a veces están tan liadas...y vamos con tantas prisas.Besos.

    ResponderEliminar
  30. Yo por lo general siempre reviso la informacion nutricional de cada cosa que la tenga. es importante saber que significa cada valor

    excelente entrada informativa
    un beso

    .-VaNe-.

    ResponderEliminar
  31. Acostumbro ler las etiquetas. Tu explicacion ayuda mucho a entender mejor las etiquetas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  32. Yo también las suelo leer, pero a veces me sorprenden con algunos ingredientes. interesante entrada e información. Gracias, guapa.

    ResponderEliminar
  33. Hola Norma, nuevamente gracias por tu entrada, es muy interesante. Besos

    ResponderEliminar
  34. Nunca leo las etiquetas, solo para ver fechas de vencimiento. Pero voy a empezar a leerlas, es increíble las cosas que con el apuro de la vida cotidiana uno no tiene en cuenta.

    ResponderEliminar
  35. Te confieso que no me suelo fijar en las etiquetas.

    ResponderEliminar
  36. Gracias por esta entrada, tienes un blog espectacular asi que me quedo en el, si te apetece pasate por el mio,BS
    http://recetasdechispì.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...