Seguidores

miércoles, 30 de octubre de 2013

Las súper vacas


Auténticos monstruos musculosos son las vacas que aparecen en este vídeo de National Geographic, donde se aprecian los resultados que han logrado sus criadores.
Este saco de músculo es un monumento al poder genético de la cría selectiva. Un solo defecto genético, un gen de la miostatina incorrecto, es responsable de su enorme masa, y la causa de una doble musculatura.
¿Te gusta la carne? y esta ¿la comerías?
¿Sabías que algunas variedades de carne de vacuno en el mercado hoy en día provienen de ganado que ha sido modificado deliberadamente para que les crezcan anormalmente grandes músculos para la producción de carne? Un segmento emitido por el canal National Geographic ofrece una visión de la misteriosa producción de las llamadas “Super Vacas”, de raza azul belga, que llevan intencionadamente un gen defectuoso que las permite crecer anormalmente grandiosas, con una “doble musculatura”.


La otra cara de la moneda

Si bien esta metodología ha disparado las más severas controversias, lo cierto es que no se trata de una aberración científica, sino de la extensión de una anomalía presente hace siglos entre las razas vacunas del mundo. Las variantes en la textura y el sabor son apenas apreciables si se las contrasta, con fino paladar, sobre las carnes tradicionales. La crianza transgénica de las Azules Belgas, sumado a la producción del tipo Feed Lot, son en realidad una esperanza a futuro para paliar las crisis alimentarias en vastos sectores de la población mundial, generalmente relegados por asimetrías económicas. 



domingo, 27 de octubre de 2013

Cómo se hace la goma de mascar



La goma de mascar, comúnmente conocida como chicle, es una goma masticable con sabor dulce. Si bien la mayoría de las actuales utilizan una base de plástico neutro, también conocido como el acetato de polivinilo, o también la goma de xantano, hasta hace relativamente poco tiempo se utilizaba sin embargo la savia de un árbol tropical: el chiclero, al cual debe su nombre más popular.





Mejora la concentración: alivia ansiedad, aumenta la concentración y el estado de alerta y reduce el estrés. Los niveles de cortisol se reducen en un 16%. Aumento del rendimiento intelectual.

Reduce la acidez en la boca: masticar estimula un mayor flujo de saliva neutralizando el ácido de los alimentos y las bebidas. La saliva tiene calcio y hierro que mineralizan los dientes.

Reduce la caries: el xilitol inhibe microorganismos causante de caries.
Reduce la acidez estomacal.
Combate el estrés y la ansiedad: mascar chicle tiene un efecto calmante. Reduce la ansiedad en situaciones estresantes, algo que se relaciona con el mayor flujo de sangre al cerebro.
Ayuda a dejar de fumar: los chicles de nicotina se usan para pacientes adictos al tabaco.
Alivio de náuseas: los chicles de menta contienen componentes que disminuyen las contracciones en el estómago

¡Pero a mi siempre me dijeron que hacía mal mascar chicles!
Existe cierta polémica sobre los efectos negativos en la salud bucodental de abusar del consumo de chicles. Algunos afirman que al estimular la salivación se combate la placa bacteriana, mientras otros afirman que el elevado contenido en azúcares sirve de sustrato para el desarrollo de microorganismos y el desarrollo posterior de caries. En todo caso parece que la mejor opción es el consumo de chicles sin azúcar, y que contengan xilitol.

Caries: los chicles con azúcar contienen glúcidos simples por lo que pueden engordar y promover el desarrollo de caries.

Trastornos gastrointestinales: puede producir gastritis, cólicos, gases intestinales y diarrea por su contenido en sorbitol; también puede provocar acidez, úlcera y pérdida de peso. Eso sí, si comés diariamente entre 4 a 16.

Dolor en la mandíbula: mascar chicle demasiado tiempo fuerza las articulaciones témporo-mandibulares, produciendo desgaste, con lo que el cierre de la boca se altera.
Efectos secundarios de colorantes y aromas: algunos aditivos pueden ser perjudiciales a largo plazo.
Como todo lo que ingerimos

en su justa medida no hace daño



Ahhhhh! eso sí,
¡no lo deseches en cualquier lado!



y si tuvieras la mala suerte de este señor colocá un trozo de hielo sobre el chicle pegado, éste al endurecer se puede retirar con facilidad.
¿Conocés otra manera?




miércoles, 23 de octubre de 2013

Accidentes al cocinar



1. Te quemás con aceite hirviendo
En el ranking de las quemaduras, la de aceite hirviendo ocupa el 1er puesto. Hay dos formas típicas de quemarse. Una es cuando se hacen frituras en una sartén y el mango queda ubicado fuera de los anafes, de forma que la enganchás sin querer y se te cae encima. La otra forma es cuando se fríen comidas que contienen agua y el aceite salta de la sartén. En caso que te quemes poné la zona en agua bien fría mientras pensás si vas a ir al médico o si te ponés una crema especial para quemaduras.

2. Te cortás con un cuchillo
Contra todo lo imaginable, un cuchillo sin filo es mucho más peligroso que uno súper afilado. La razón es sencilla: si no corta, debés hacer más fuerza y un mal movimiento termina con el cuchillo clavado en cualquier parte. Así que mejor afilá bien las hojas de tus cuchillos y dejalos fuera del alcance de los niños.

3. Te electrocutás
Es típico terminar de lavar algo, la espinaca por ejemplo, y con las manos aún mojadas enchufar la procesadora o abrir la heladera. Sabé que le estás tirando la cola al león: basta que algo falle para que seas víctima de la electricidad. Así que antes de apretar el botoncito, secate bien las manos.

4. Te intoxicás
Lavar bien los alimentos no alcanza para evitar intoxicaciones. Una de las más frecuentes es la contaminación cruzada con la bacteria Escherichia coli. Se da al mezclar, durante una misma preparación, los utensilios para la carne cruda con vegetales que se servirán frescos. Hay que tener cuidado a la hora de elaborar los alimentos de no mezclar ni la tabla, ni los recipientes, ni los cuchillos.

5. Te apurás y te lastimás
A veces tenés las cebollas al fuego, listas para agregar los tomates y no podés abrir la lata porque no encontrás el abridor. ¡Qué no se te vaya ocurrir intentar hacerlo con el cuchillo!(alguna vez lo hice) Paciencia y método: sacá la sartén del fuego y buscá con tiempo. Así vas a evitar accidentes típicos y a veces graves.

6. Te resbalás
Resbalar y caer es uno de los accidentes más frecuentes. Para evitar deslizamientos, lo ideal es limpiar en forma inmediata todo lo que se caiga al piso. No importa si es líquido, sólido o si ensucia o no. Que el piso esté limpio y despejado es el ABC para evitar caídas que pueden terminar en un yeso y 30 días de reposo.

7. Te ponés nervioso y te quemás
Estás hirviendo las verduras, tenés la carne en el horno y debés colar el arroz. En ese momento ves que de la olla sale una espuma que amenaza con apagar la hornalla. Y ahí es cuando descuidás el colado, estirás la mano y… terminás arriesgándote. Lo ideal es hacer una cosa por vez y así evitar dolores de cabeza y accidentes complicados, como una quemadura de agua hirviendo.

8. Se te incendia todo


Cuando manipules los repasadores sobre las hornallas, procurá tenerlos enrollados en la mano para que no caigan al fuego y se prendan; algunos me han quedado, por suerte, chamuscados ligeramente. Y por las dudas, acordate de que un fuego se apaga tapándolo con un trapo o arrojándole abundante harina. Evitá el agua, porque puede haber electricidad.

9. Te estalla el microondas
Hay que tener cuidado con los recipiente que se meten dentro del microondas. Si metés una bandeja metálica, en segundos, tenés un agujero en la tapa del aparato. Este electrodoméstico, que tiene sus trucos. El más conocido es el del huevo: nunca hay que ponerlo sin haberlo pinchado previamente, puede explotar.

10. Estás borracho y te puede pasar cualquier cosa

Si hay un test de alcoholemia para conductores, debiera haber uno para cocineros hogareños. Es común que durante la preparación uno beba alguna copita de vino. Pero si la cosa sube de tono, es mejor abandonar la cocina o que otro la conduzca, porque las posibilidades de meterse en problemas aumentan mucho. Parece una tontera, pero no lo es.  


pero tomá recaudos




http://www.taringa.net/posts/info/6945486/Los-10-accidentes-mas-comunes-en-la-cocina-y-como-evitarlo.html

sábado, 19 de octubre de 2013

Qué cocinar en época de crisis. Tortilla sin huevos



Nos dice el gastrónomo Ignacio Doménech en su “Cocina de recursos” (1941), un “recetario del hambre” que ahora se reedita en tiempos de crisis.

“En todos los tiempos de miseria, de escasez, lo esencial de todo cocinero es saberse arreglar ingeniosamente con lo que se pueda lograr, y con ello preparar sus comidas de buen gusto para el paladar”, dice el autor en este libro escrito en plena Guerra Civil.

En aquellos años, Doménech presentaba su obra como “los imposibles anhelos de un cocinero que, en tiempos de guerra, ante las realidades del hambre que ya mascábamos, soñaba a todas horas con los más suculentos manjares”.

“Cocina de recursos” (editorial Trea) es un libro de recetas escrito no solo en época de penurias, sino por un autor que de hecho las sufrió, como recuerda en su introducción el periodista Joan Sella, quien destaca que en el recetario hay de hecho “poca comida” pero abundan “la rabia, la impotencia y el ingenio”.

La más célebre de las recetas recogidas en “Cocina de recursos” es la de la “tortilla sin huevo de gallina para los casos de necesidad”, a base de harina, bicarbonato, perejil, ajo, apio, agua y unas gotas de aceite. Una docena de huevos valía era muy costosa durante la guerra.
Pero antes de entrar en materia culinaria, Doménech dedica un capítulo a los combustibles para guisar, en el que explica cómo sustituir el carbón y la madera por bolas de pasta de papel y cortezas secas de naranja y mandarina.


MUY ECONÓMICO

Otro apartado trata de la economía doméstica, desde “el despilfarro en las cáscaras de las papas” a los nabos y remolachas “que antes servían de alimento a las vacas”.
En el capítulo de carnes, el cocinero incluye más de 20 formas de cocinar la carne enlatada de buey que llegaba desde América y en el de pescado hace lo propio con los baratos arenques (sardinas), que pocas amas de casa sabían cómo cocinar y aprovechar.

Con polenta y sémola, Doménech ofrece recetas “para llenar la panza” que sustituyen a las de huevos, pasta o arroz, y el autor no olvida a los vegetarianos, aunque en esta época muchos lo fueran obligados por la escasez de carne y no por vocación.


MÁS QUE RECETAS

La segunda parte de “Cocina de recursos” hace un repaso por las experiencias del autor en distintos locales barceloneses, desde restaurantes a “hospedajes, posadas, bares y tabernas hasta las cantinas de peor catadura”, que recorrió para ver cómo se las apañaban en época de escasez.

Durante estas pesquisas, el autor encontró platos que bien podrían aparecer hoy en la carta de un restaurante “de autor”, como los buñuelos de crisantemos al ron, los girasoles rebozados o los pétalos de rosa con leche y miel.

“Son muchos los españoles que han tenido que sufrir la guerra para darse cuenta que las flores y muchas plantas que se consideraban despreciables para comer se pueden transformar en buenos platitos”, reflexiona el cocinero.


En especial recuerdo que allá por los 50 tenía una amiguita de 6 ó 7 años que había llegado de Italia no hacía mucho, familia atraída en esa época por esto de venir a hacer la América, al igual que muchas españolas como la mía. Recuerdo a su mamá haciendo fideos con un fierrito y buscando quien sabe qué "yuyos" por los terrenos linderos, los cuales elegía con cuidado y los guardaba en su delantal cual bolsa. Creo que los extranjeros enseñaron a esa generación a ser ahorrativos, a cuidar el peso, a trabajar duro, a arreglarse con lo que había.




http://www.taringa.net/posts/info/14104421/Como-cocinar-una-tortilla-sin-huevos-en-tiempos-de-crisis.html

miércoles, 16 de octubre de 2013

Con bananas

Esta genial idea ha sido desarrollada artísticamente por la diseñadora e ilustradora Honey, ella crea verdaderas obras de arte sobre la piel de una banana.

Bananas con mensajes 1


Bananas con mensajes 2


La técnica es sencilla, tan sólo hemos de trazar con el lápiz el contorno de lo que queremos tatuar sobre la piel de la banana. A continuación vamos pinchando con el imperdible, aguja o la herramienta que tengamos a mano todo el interior de las letras o dibujo que hayamos dibujado con el lápiz. Se trata de hacer pequeñas punciones sobre la piel, no deben llegar al interior. A los pocos minutos apreciaremos que comienza a volverse de color marrón toda la zona pinchada. Cuánto más tiempo lo dejemos más oscuro se vuelve. Viene a ser como un tatuaje en el que la tinta usada es el propio oxígeno del aire que al entrar produce la oxidación de la piel de la banana.


Hasta aquí no parece difícil, pero...
¡ahora viene lo que te sorprenderá!


 foto elizabethtaylor1copy_zpse60fc9b2.jpg


(Detalle)





arte para Dossier Diario


The Beatles - el tatuaje de un plátano con el pasador de seguridad


Fui entrevistado por Nasty Gal.  Por favor, disfrutar aquí.


Aquí está ella haciendo un trabajo menos perecedero

este


Woody Allen - Dibujo de chocolate negro
Woody Allen - Dibujo en chocolate negro


Jessica Jones,  diseñadora gráfica y textil




domingo, 13 de octubre de 2013

Te invito a comer y a divertirte





Te habrás preguntado por qué este chico come tan rápido!
simplemente por que le gusta batir records
por ej. ha comido un plato con spaguettis en 41 segundos
Obteniendo así un Guinness World Records




jueves, 10 de octubre de 2013

Banderas hechas con alimentos

Durante el mes de octubre se realiza en Sydney, Australia, el festival más grande sobre alimentos.
El año pasado hubo casi un millón de asistentes y chefs de todas partes del mundo quienes se lucieron recreando banderas de distintos países, empleando para ello los ingredientes de los platos típicos de cada uno.

Italia-bandera-hecho-de-alimentos
Italia: Albahaca, spaguettis, tomate


Australia-bandera-hecho-de-alimentos
Australia: pastel de carne y salsa de tomates


Brasil: hojas de plátano, limón, piña, fruta de la pasióm


france-bandera-hecho-de-alimentos
Francia: queso azul, brie, uvas


Grecia-bandera-hecho-de-alimentos
Grecia: aceitunas, queso feta


Indonesia-bandera-hecho-de-alimentos
Indonesia: curri picante, arroz


japan-bandera-hecho-de-alimentos
Japón: arroz, atún


España-bandera-hecho-de-alimentos
España: chorizo, arroz


Suiza-bandera-hecho-de-alimentos
Suiza: embutidos, queso emmental


Tailandia-bandera-hecho-de-alimentos
Tailandia: chile dulce, coco rallado, cangrejo azul


united-kingdom-flag-made-from-food
Inglaterra: masa de scons, crema, mermeladas


united-states-flag-made-from-food
Estados Unidos de América: hot dogs, ketchup, mostaza

Si te interesa conocer el programa de este año te dejo la página




domingo, 6 de octubre de 2013

Insulina-Hidratos de asimilación lenta o rápida



Cada día somos más conscientes de que la alimentación repercute muy directamente en nuestro estado de salud, y sin embargo, cada año crece el número de personas con exceso de peso. Cada vez somos más sedentarios, nos movemos menos y no disminuimos las calorías que consumimos. Lo que se come y no se quema se acumula en forma de grasa en las caderas, glúteos y abdomen, entre otros lugares, poniendo en riesgo nuestra salud.
A la hora de escoger los alimentos a consumir, hay que tener en cuenta el tipo de nutrientes que nos aportan. Si queremos llevar una correcta alimentación, no pueden faltar en nuestra mesa alimentos de todos los grupos que nos garanticen el correcto aporte de proteínas, hidratos de carbono y grasas.
Los hidratos de carbono juegan un papel crucial en nuestra dieta, pues son la fuente mayoritaria de energía. Dentro de este grupo, existen dos clases: los de asimilación rápida, que aportan energía al poco de haberlos ingerido, como la pasta, el arroz, la papa o los dulces; y los de asimilación lenta, que tardan más en llegar al torrente sanguíneo y nos aportan energía de manera más lenta y sostenida, como la mayoría de las frutas, verduras y legumbres.
Esta diferenciación va a ser importante para comprender uno de los mecanismos del apetito, pues la cantidad y rapidez con la que asimilan los hidratos de carbono se relaciona con la sensación de hambre. Cuanto más rápido pasen al torrente sanguíneo, mayor será la sensación de apetito y más rápido aparecerá. Con los alimentos ricos en hidratos de carbono de asimilación lenta, la sensación de apetito será menor y aparecerá más tarde. Muchos de nosotros hemos podido comprobar cómo cuando consumimos un plato rico en hidratos de carbono de asimilación rápida, por ejemplo arroz, nos sentimos llenos, pero a las pocas horas, volvemos a tener sensación de apetito. Esto se debe a la acción de la insulina.
Cuando comemos muchos hidratos de carbono, actúan unas enzimas que fragmentan estas moléculas en glucosa, que llega al torrente sanguíneo para que lo distribuya a los órganos y tejidos. La hormona que hace posible el paso de la glucosa de la sangre a los tejidos es la insulina, que se segrega en el páncreas en función de la glucosa sanguínea, es decir, si hay mucha glucosa, el páncreas segrega mucha insulina, y si hay mucha insulina, el azúcar desaparecerá rápidamente de nuestra sangre. Es en este momento cuando aparece la sensación de apetito, sobre todo de alimentos dulces. Por todo ello, una manera eficaz de controlar el apetito y la acumulación de grasa es vigilar la entrada de glucosa en sangre. Por lo explicado debemos comer, por ej., arroz y pan integrales. Con respecto a la papa (patata) es mejor comerla cocida pero fría ya que en este caso hace mejor porque una pequeña cantidad de almidón presente en ellas se resiste a la digestión y su acción es similar a la fibra, contribuyendo así al control de los niveles de glucemia. Los fideos deben estar al dente y no sobre cocidos.
Además de los hidratos, conviene prestar atención a otros grupos de alimentos, como la importancia de las proteínas y las grasas.
Las proteínas son especialmente importantes, ya que representan los “ladrillos” celulares. Son imprescindibles para la síntesis y reparación de estructuras, pero hay que tener cuidado con el exceso de proteínas ya que podrían ser perjudiciales para el riñón.
Las grasas también son importantes para el mantenimiento de nuestra salud, pero cuidando el tipo de grasa, pues las animales elevan los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Sin embargo, hay grasas saludables (en el aceite de oliva, la grasa del pescado azul y en frutos secos como las nueces) que tomadas con moderación ofrecen protección a nuestro corazón.


miércoles, 2 de octubre de 2013

Antibióticos- Carne


Un antibiótico es una sustancia química producida por un ser vivo o derivado sintético, que mata o impide el crecimiento de ciertas clases de microorganismos sensibles, generalmente bacterias

La llegada de antibióticos ha sido importante para los humanos, pero
¿qué me decís con respecto a la aplicación en animales?


 Debido a la relación entre el uso de antibióticos en animales productores de alimentos y la aparición de infecciones resistentes a los antibióticos en seres humanos, se ha de evitar su uso. Sólo se deberían administrar bajo supervisión veterinaria y únicamente en el caso de enfermedad o infección, como método preventivo debería estar prohibido. El uso de los fármacos no debe tener como meta el crecimiento de los animales obviando sus condiciones sanitarias.


Como curiosidad te dejo algunos "antibióticos" naturales





Seguro que los conocés y los empleás
pero ¿sabías de sus propiedades como antibiótico?.






Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...