Seguidores

domingo, 3 de noviembre de 2013

¿Debemos consumir pan si tenemos diabetes?



El pan es una fuente primordial de carbohidratos que proporcionan la energía necesaria para llevar a cabo nuestra rutina diaria. Para determinar si es adecuado consumir pan cuando tenemos diabetes es importante conocer el proceso de elaboración de este alimento, pues con la industrialización se favoreció el pan elaborado con harina de trigo refinada, la cual está libre de nutrientes y fibra, pues se elimina del grano el germen y la cascarilla, y sólo se utiliza la parte interna del trigo denominada albumen, con ello se logra obtener una harina resistente al paso del tiempo, por lo que puede ser almacenada por largos períodos. Y si a ese pan elaborado con harina de trigo refinada le agregamos colorantes, conservadores, endulzantes, efectivamente estamos frente al peor enemigo de la diabetes.

Pero, no hay que juzgar severamente a este alimento, que ha sido base fundamental de la nutrición de muchas culturas a través del tiempo, pues es fuente primordial de carbohidratos, proporcionando la energía que el cuerpo requiere para ejecutar todas sus tareas.

¿Qué pan elijo para no perjudicar mi salud?
Es importante, que sepas que existe una extensa variedad de panes, muchos de ellos están elaborados con harina de trigo, pero existen otras variedades ricas en sabor y en nutrientes, tal es caso del pan de avena, de centeno, maíz, incluso, hay panes elaborados con semillas como la de girasol, de ajonjolí y lino, que ofrecen un alimento potencialmente nutritivo, pues contienen altas cantidades de minerales, vitaminas y fibra, de hecho, algunos panes pueden regular los niveles de glucosa en sangre.

Entonces, un pan es benéfico para la salud siempre y cuando sea integral, lo que significa, que para su elaboración se usa el grano entero, conservando todas su partes como la cáscara (salvado), que proporciona minerales como calcio, hierro, potasio, sílice, etc., y por supuesto, fibra, fundamental en la regulación de la absorción de nutrientes y movilidad intestinal, lo cual evita el estreñimiento. Además, la fibra es el único tipo de carbohidrato que no eleva el nivel de azúcar en la sangre, por eso los expertos consideran que los diabéticos deben consumir más fibra que el resto de las personas para controlar los niveles de glucosa.

De igual forma, el grano entero nos proporciona el germen, rico en proteínas (B1, B2 y B6), vitaminas E, K y una gran cantidad de minerales. Por último, la parte interna del grano, el albúmen, nos da los hidratos de carbono que son necesarios para el sistema nervioso. Además, en la elaboración del pan se utiliza la levadura de cerveza que también tiene propiedades alimenticias como proteínas, fósforo y el total de las vitaminas del complejo B, lo cual favorece a restablecer y conservar la flora intestinal, prevenir problemas cardiovasculares y combate la anemia.

Así, todos estos elementos en conjunto, hacen del pan un excelente y saludable alimento, ubicado en la base de la pirámide nutricional y recomendado por organismos de Salud como la FAO (Food Agriculture Organization) y la OMS.

Todo abuso es perjudicial
Efectivamente, el problema del pan es que se abusa en su consumo, entonces, las personas con diabetes deben controlar la cantidad de pan y de otros alimentos clasificados como carbohidratos, lo cual no significa que se deban eliminar de la dieta, ya que ello provocaría continuas bajas de azúcar en sangre con repercusiones orgánicas más o menos graves.

Por tanto, el pan debe formar parte habitual de la alimentación de todas las personas, especialmente de quienes tienen diabetes, sólo recordá que debe ser pan integral, el cual se caracteriza por su sabor, su consistencia más compacta, es decir, no es tan esponjosa y el color marrón que adquiere.

Recordá que si tenés diabetes es importante llevar un adecuado plan de alimentación dirigido por tu médico.


Para terminar te dejo una receta de pan integral realizada por Ruqui  en su blog  cocinasanayfacil-ruqui.blogspot.com

PAN DE MOLDE INTEGRAL CASERO

pan de molde integral casero

INGREDIENTES

300g de harina integral – 200g de harina de fuerza – 325g de agua tibia – 1 sobrecito de levadura seca de panadero (5,5g) – una pizca de sal (le pongo menos de lo normal que serían 9g) – 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN

Ponemos en un cuenco las harinas, la sal, la levadura y el aceite.

Agregamos poco a poco el agua con una mano y vamos revolviéndolo y mezclándolo con la otra.

Enharinamos una superficie cómoda para amasar, sacamos la masa para encima y amasamos con las dos manos doblando y aplastando la masa hasta que la veamos fina y elástica.

Le damos forma de bola, engrasamos un cuenco y la ponemos dentro.

La tapamos con un trapo húmedo y dejamos que repose en lugar cálido y sin corrientes de aire durante 20 minutos.

Pasado este tiempo, sacamos de nuevo la masa, la doblamos y la aplastamos dándole forma alargada y la colocamos en un molde de plumcake previamente aceitado.

Volvemos a taparla con el paño húmedo y la dejamos fermentar por espacio de una hora.

Un cuarto de hora antes, encendemos el horno a 250º e introducimos en él una cacerola con un trapo chorreando agua para que se genere vapor.

Cuando el pan está fermentado (habrá crecido al doble de su volumen inicial) lo pulverizamos con agua, le hacemos un corte con una cútex (esto en este pan es opcional) y lo metemos al horno.

Bajamos la temperatura del horno a 200º y lo cocemos durante 45 minutos o hasta que lo veamos dorado. A mí me gusta el pan bien cocido así que lo cuezo incluso durante 55´. Es cuestión de probar y ver. Tampoco los hornos son iguales por lo que el tiempo es siempre orientativo.

Yo coloco la bandeja con el pan en la parte inferior del horno (no sobre la base del horno sino en la ranura más inferior)  y encima, en la rejilla, la cacerola con los paños mojados.
También podemos pulverizar el horno con agua cuando metemos el pan y así ahorrarnos lo de la cacerola con los trapos.


Una vez cocido, lo desmoldamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. 

Este mismo pan lo he hecho también añadiéndole nueces picadas y pasas:
Cuando ya casi está amasado, le agregamos las nueces y las pasas, amasamos otro poco para que se integren bien y el resto del procedimiento es el mismo.







22 comentarios:

  1. Muy pero que muy interesante explicación de un producto tan básico como el pan

    ResponderEliminar
  2. Una receta francamente apetitosa y pienso probar de hacer.
    El pan es una de mis debilidades, pero dicen que es mejor el pan de cereales que el pan blanco. Desde luego, ahora con eso de los cereales transgenicos, ya no sabes que es lo mejor
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Hola gracias por tu visita y comentario, muy interesante todo lo que publicas en el blog.
    Me quedo por aquí...estamos en contacto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Sinceramente, me ha parecido súper interesante el post que has escrito sobre el pan. Sencillo, pero certero y clarísimo.
    Andaba un poco despistada sobre este alimento en concreto y nunca he sabido que hacer con el: si tomarlo o no, o de que modo, y ahora esta claro.
    Gracias, guapa.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por esta entrada, Norma, tengo familiares que sufren de esta enfermedad y les comentaré al respecto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. EStupendo post y a mas de uno le vendrá de maravilla!
    Besos Norma

    ResponderEliminar
  7. !Estupendo! sabroso! rico!...gracias por la receta amiga! y por la entrada! por eso digo cada dia se aprende algo nuevo!!!
    besotes grandores!!

    ResponderEliminar
  8. Una entrada muy interesante, de mucha ayuda para personas que sufran de diabetes y para los que no las sufrimos, nos ha quedado claro como y que pan nos interesa mas comer.
    Me dices en tu comentario que no sabes lo que es choped, pues se trata de un fiambre parecido al jamón de York, elaborado con otras partes del cerdo puede ser de la paletilla y es algo mas graso, en mi caso este era de pavo por lo que se dice que tiene menos grasa, de todas formas es muy sabroso y se come bién. Besossss preciosa.

    ResponderEliminar
  9. Hay un spam al abrir tu página.
    Me encanta estas entradas que pones, porque aportan muchísimo conocimiento.
    Aunque reconozco que no soy de hacer pan, eso de amasar a mano, me deja las cervicales destrozadas, y no las tengo bien.
    besos

    ResponderEliminar
  10. Hola Norma: muchas gracias a ti por valorar y publicar mi receta. Este es otro más de tus interesantísimos artículos que uno no puede perderse. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Una entrada para aprender y estar al día.
    De momento no soy diabética, lo cual me alegra infinito, pues el pan me encanta y no me limito a comerme sólo un trocito.
    Gracias, Norma, por tus siempre acertadas entradas.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  12. Cómo me gusta la forma en la que nos explicas las cosas. Y la receta, genial. Pienso llevarla a mi cocina dentro de poco.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Realmente interesante, como siempre. No sabía de los problemas con el pan de los diabéticos...! Gracias! Y esta receta es maravillosa! <3

    ResponderEliminar
  14. Una explicación la mar de interesante. Mi abuela era diabética pero recuerdo que comía pan. Supongo que el médico le controlaba esto.
    Un besote de  Lamiradadeluci

    ResponderEliminar
  15. El problema es que todo está taaaan industrializado, que por ganar más van en desmedro de la calidad y juegan con la salud de la población. Gracias por la receta, Norma. Lo ideal sería comer el pan casero integral, pero si no podemos hacerlo nosotras mismas, elegir un tipo de pan que sea integral, y si es posible con semillas.

    ResponderEliminar
  16. Tengo conocidos que son diabéticos, pero no sabía nada de esto....muy interesante!!!!

    Besossss

    ResponderEliminar
  17. pues yo no tengo diabetes en mi familia, pero tampoco somos muy paneros, la verdad. Una entrada muy interesante, gracias, guapa.

    ResponderEliminar
  18. Lo voy a compartir con mi hermano que es diabético, muy interesante.
    Bs

    ResponderEliminar
  19. A mí me gusta mucho comer pan y desde hace algún tiempo también me gusta hacerlo de vez en cuando en casa, da una satisfacción muy grande. Todo lo que se come en justa medida viene bien y cuando hay algún problema, como en este caso que nos planteas la diabetes, lo mejor es consultar al médico y cuidarse.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  20. Me parece muy interesante el blog. Esta entrada se la mostraré a mi madre ya que sufre de diabetes. Ha sido un placer conocer tu blog y por aquí me quedo.


    Saludos!!

    ResponderEliminar
  21. Tus entradas son siempre una valiosa fuente de información. Gracias.

    ResponderEliminar
  22. Siempre aprendiendo contigo !!! En casa el pan lo comemos siempre con alguna cosa como, nueces, variedades de pipas como girasol o calabaza, cebolla crujiente etc. Todos están buenos y hace tiempo que me compre una panificadora, así que nunca nos falta. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...