Seguidores

miércoles, 3 de abril de 2013

Aditivos alimentarios


Son sustancias que se agregan a los alimentos y bebidas, para mejorar su aspecto, olor, sabor y otras características organolépticas, y para prolongar su conservación. Su finalidad es puramente económica: la química hace milagros de conservación que solo benefician a los bolsillos de los fabricantes, y si miramos un poco más allá de nuestras fronteras, nos damos cuenta de que muchos de estos aditivos están prohibidos en ciertos países por estar relacionados con graves enfermedades.



Entre los aditivos alimentarios se encuentran los colorantes, los conservantes, los emulsionantes, los potenciadores del sabor y los edulcorantes sintéticos. Se puede distinguir entre colorantes artificiales, fabricados químicamente, y colorantes naturales, que pueden ser de origen vegetal, animal o mineral.
Su idoneidad y sus posibles efectos secundarios, es un tema muy controvertido y en los países nórdicos está prohibido el uso de prácticamente todos los colorantes artificiales. 



Las investigaciones siempre han demostrado que ciertos aditivos y preservativos sintéticos causan problemas graves de aprendizaje, comportamiento y efectos negativos sobre la salud de los niños. En el afán de hacerle mas atractivos ciertos alimentos a nuestros hijos, caemos en la trampa de comprar productos coloreados de forma artificial, especialmente dirigidos a la población infantil, cargados de aditivos colorantes, perjudiciales para la salud.

Algunos de los colorantes artificiales más comunes y peligrosos son:

E 102 (Amarillo Tartracina). Es muy usado en la industria alimentaria. Puede causar reacciones en las personas alérgicas a la aspirina. Está prohibido en Noruega y Suecia. Aumenta el número de tumores de la glándula suprarrenal y puede causar daño cromosómico. Se encuentra en: queso americano, macarrones con queso, bebidas, golosinas y gaseosas, limonada , etc.
E 103 (Crisoina S). Colorante amarillo artificial. Prohibido desde 1978 en todos los paises del mercado común. Se utiliza en pastelería y helados. Especialmente peligroso para los niños.
E 104 (Amarillo de Quinoleína). Colorante amarillo artificial. Existe mucha controversia sobre su inocuidad controvertida. por lo que es mejor evitarlo. Se utiliza en pastelería y helados.
E 105 (Amarillo sólido). Colorante amarillo artificial del grupo de los colorantes azoicos. Prohibido desde 1978 en todos los paises del Mercado Común. Provoca alergias si se mezcla con analgésicos. Se utiliza en pastelería y helados.
E 107 (Amarillo 2G). Colorante amarillento artificial. Provoca alergias si se mezcla con analgésicos. Causa urticaria y asma. Se utiliza en galletas y productos de pastelería.
E 110 (Amarillo naranja S). Colorante anaranjado artificial. Pertenece al grupo de los colorantes azoicos. Provoca alergias si se mezcla con analgésicos. Causa urticaria y asma. Se utiliza en galletas y productos de pastelería.
E 111 (Naranja GGN). Colorante anaranjado artificial. Prohibido desde 1978 en todos los paises del Mercado Común. Se utiliza en caramelos, helados y pastelería. Especialmente peligroso para los niños.
E 120 (Cochinilla o ácido carmínico). Colorante rojo carmín. Muy peligroso , en especial para los niños si se mezcla con analgésicos. Se han detectado en experimentos hechos en ratas, una disminución del crecimiento y proliferación del tejido del bazo en los conejos. Provoca hiperactividad en los niños. Se utiliza en sidras, vermouths, aperitivos.
E 121 (Orcilla). Colorante rojizo que se extrae de los líquenes pero que también se obtiene por síntesis. Prohibido desde 1978 en todos los paises del Mercado Común. Se utiliza en sopas preparadas, potajes, pastelería y galletas.
E 122 (Azorrubina o Carmoisina). Proporciona color a frambuesa, a caramelos, helados y pasteles. Puede intensificar los efectos del asma. Está prohibido en los países nórdicos, Estados Unidos y Japón. En experimentos sobre ratones, se observó anemias, linfomas y tumores.
E 123 (Amaranto). Colorante rojo artificial. Pertenece al grupo de los azoicos. Prohibido en Rusia y EEUU. Puede producir cáncer. se utiliza en caramelos y pastelería.
E 124 (Rojo cochinilla A o Rojo Ponceau 4R). Da color de fresa a caramelos y pasteles, entre otros. Su uso está prohibido en Estados Unidos desde 1976, debido a su posible efecto cancerígeno. Se ha demostrado que causa cáncer de tiroides y daño cromosómico en los animales de laboratorio, también pueden interferir con la transmisión nerviosa del cerebro. Se encuentra en: cóctel de frutas, cerezas al marrasquino, tarta de cereza, helados, dulces, productos de panadería y muchos otros productos.
E 125 (Escarlata G.N). Colorante rojo oscuro artificial. Pertenece al famoso grupo de los azoicos. Es muy dificil eliminar por el organismo. En 1978 se prohibió en los paises del Mercado Común. Produce alergias mezclado con analgésicos, hipertiroidismo y fototoxicidad. Se utiliza en caramelos y pastelería.
E 126 (Ponceau 6R). Colorante rojo oscuro artificial. Pertenece al grupo de los azoicos. En 1978 se prohibió en todos los paises del Mercado Común. Produjo carcinomas, sarcomas y adenomas en estudios con ratas. Provoca alergias en las personas. Se utiliza en frutos rojos, pastelería y caramelos.
E 127 (Eritrosina). Colorante rojo artificial. Inhibe la acción de la pepsina y altera la función tiroidea. Se utiliza en frutos rojos.
E 130 (Azul de Antraquinona). Colorante azul artificial. Es un potencial cancerígeno. Produce alergias y urticaria en pocos minutos. Se utiliza en productos de pastelería.
E 131 (Azul patente V). Colorante artificial azulado. Cancerígeno. Provoca alergias y urticaria. Se utiliza en productos de pastelería.
E 133 (Azul #1 y #2). Prohibido en Noruega, Finlandia y Francia. Puede causar daño cromosómico. Se encuentra en: dulces, cereales, refrescos, bebidas deportivas y los alimentos para mascotas.
E 181 (Tierra sombra quemada). Colorante color tierra. Se origina de la combustión de hierro, manganeso, calcio y aluminio. En 1978 se prohibió en todos los paises del Mercado Común. Es muy peligroso, se encuentra en la corteza de ciertos quesos.
E 210 (Acido Benzoico), E 211 (Acido Benzoico), E 212 (Benzoato de Potasio), E 213 (Benzoato de Calcio), E 214 (P-hidroxibenzoato de Etilo), E 215 (Derivado sódico del ester etílico del ácido p-hidroxibenzoico), E 216 (P-hidroxibenzoato de Propilo), E 217 (Derivado sódico del ester propílico del ácido p-hidroxibezoico), E 218 (P-hidroxibenzoato de metilo), E 219 (P-hidroxibenzoato metil de sodio). Sustancias ajenas al organismo humano. Pueden provocar problemas toxicológicos y alergias. Su acumulación en el organismo provoca riesgos de cáncer. Producen asma y urticaria si se toma al mismo tiempo que otros colorantes. En estudios llevados a cabo con animales provocó ataques epilépticos, y también redujo el crecimiento en ratas. Si se mezclan con el E222 provocan problemas neurológicos. Son muy peligrosos, se encuentran en mariscos en conserva y caviar.
E 220 (Anhídrido sulfuroso), E 222 (Bisulfito de sodio), E 223 (Disulfito de sodio), E 224 (Disulfito de potasio), E 225 (Disulfito de calcio), E 226 (Sulfito de calcio), E 227 (Bisulfito de calcio). Provocan irritaciones del tubo digestivo. Hacen inactiva la vitamina B1 y su consumo prolongado puede producir avitaminosis (carencia de vitaminas en el organismo), provocar dolores de cabeza y vómitos. Son muy peligrosos. Se utilizan en cervezas, vinos, zumos de frutas.
E 221 (dióxido de azufre). Los aditivos de azufre son tóxicos y en los Estados Unidos de América, la FDA ha prohibido su uso en frutas y verduras crudas. Las reacciones adversas incluyen: problemas bronquiales en particular en las personas propensas al asma, hipotension, enrojecimiento, sensaciones de hormigueo o shock anafiláctico. También destruye las vitaminas B1 y E. No se recomienda su consumo por los niños. Debe evitar E220 si sufre de conjuntivitis, bronquitis, enfisema, asma bronquial, o enfermedad cardiovascular. Se encuentra en: cervezas, refrescos, frutas secas, jugos, licores, vino, vinagre, y productos de patata.
E 230 (Difenilo), E 231 (O-fenilfenol), E 232 (O-fenilfenolato), E 233 (Tiabendazol). Estos productos penetran en los frutos y no se pueden eliminar al lavarlos. Provocan afecciones renales y hepáticas. Actúan como antimicótico para el tratamiento superficial en los cítricos y en los plátanos. Pueden producir irritaciones en los ojos y en la nariz. Son muy peligroso sobre todo en enfermos y niños.
E 320 (BHA y BHT). Butilhidroxianisol (BHA) y hydrozyttoluene butilado (BHT) son conservantes que se encuentran en los cereales, chicles, papas fritas, y los aceites vegetales. Este conservante común evita que cambie el color de los alimentos, el sabor o se vuelva rancio. Causa graves efectos en el sistema neurológico del cerebro, altera el comportamiento y es un agente potencialmente cancerígeno. BHA y BHT son oxidantes que forman compuestos cancerígenos que se reactivan en su cuerpo. Se encuentra en: papas fritas, chicles, cereales, salchichas congeladas, arroz enriquecido, manteca de cerdo, manteca, dulces, gelatinas.
E 621 (MSG/ Glutamato monosódico) es un potenciador del sabor tan peligroso como el aspartame. Su función es excitar nuestras papilas gustativas para producir más ganas de comer y proporcionarle más sabor de manera artificial a aquel producto que lo contenga. Este aditivo se esconde en las etiquetas con diferentes nombres para camuflarse, puesto que muchas personas ya conocen del peligro que este aditivo supone y saben reconocerlo con los nombres de glutamato monosódico, GMS/MSG, o simplemente E621, y por ello las industrias alimentarias disimulan este aditivo con otros muchos nombres como son: glutamato, ácido glutamático, aceites o grasas vegetales hidrogenadas, proteínas hidrogenadas, gelatina, levadura añadida, extracto de levadura, entre otras. Algunos de los siguientes nombres suelen contener GMS: extractos de malta, aromas de malta, aromas artificiales, aromas naturales, maltodextrina, aroma de caramelo, entre otras.
Está demostrado que este aditivo ha elevado el número de personas obesas, y además triplica la insulina segregada por el páncreas y puede provocar diabetes tipo II. Su consumo frecuente produce efectos como hinchazón en las manos, pies y cara, aumento de peso, diarrea, náuseas, arritmia, vómitos, subida o bajada de la tensión, retortijones y gases, taquicardia, irritación intestinal, dolores en la zona del corazón y las costillas, escalofríos, temblores, sed intensa después de una comida, dolores de las articulaciones, retención de líquidos, flatulencias, dolores en espalda, hombros y cuello, dolores abdominales, sensación de pesadez en brazos y piernas, dolor de pecho, depresión y falta de motivación, mareos, estado bipolar, garganta irritada, hiperactividad (se refleja sobre todo en niños), dificultades de atención, erupciones cutáneas y picores, presión detrás de los ojos, ojeras, insomnio, migrañas, ojos cansados e irritados, problemas de tiroides, dolor de riñones, síndrome de la pierna inquieta, entre otros cuantos síntomas. También muchas personas son alérgicas a este aditivo y un consumo accidental podría ser fatídico.
Este aditivo es muy utilizado sobre todo en cocinas de restaurantes chinos, restaurantes asiáticos e indios. Podemos encontrarlo casi siempre en bolsas de patatas fritas, sopas en sobre, platos congelados, platos preparados, caramelos, patés, cereales, salchichas, bollería, la mayoría de alimentos procesados, panes, dulces, yogures aromatizados, aderezos para ensaladas, verduras enlatadas, cereales y otros muchos productos.
E 951 ASPARTAME es un edulcorante sintético que se le añade a todos aquellos productos "light" y "sin azúcar", popularmente conocido como Nutrasweet y Equal. Este aditivo, puede provocar hasta 92 efectos secundarios que van desde un simple dolor de cabeza hasta el cáncer cerebral, problemas digestivos, insomnio, aumento de peso, problemas del tiroides, caída del cabello, pérdidas de memoria, problemas dentales, ojeras, reacciones cutáneas y picores, entre otras muchas más graves como son el Parkinson, el Alzhéimer y la esclerosis múltiple.
El E951 es el aditivo más destructivo del mundo y no es, en ningún caso, un producto dietético.
El aspartame se encuentra en: refrescos de dieta o sin azúcar como Coca-Cola Light o Coca-Cola Zero, gelatina (casi todas las gelatinas), postres, goma de mascar sin azúcar, mezclas para bebidas, productos para hornear, edulcorantes de mesa, cereales, budín, té helado, vitaminas masticables, pasta de dientes, etc.
BROMATO DE POTASIO. Un aditivo utilizado en la harina blanca para aumentar el volumen de los panes. El bromato de potasio se sabe que causa cáncer en animales. Incluso pequeñas cantidades en el pan pueden crear problemas para los seres humanos.
NITRATO DE SODIO/ NITRITO DE SODIO. Un conservante común que se añade a las carnes procesadas como el tocino, jamón, perros calientes y carne en conserva. Los estudios han vinculado el nitrato de sodio a diversos tipos de cáncer.
JARABE DE MAIZ DE ALTA FRUCTOSA. El jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) es un edulcorante artificial altamente refinado que se ha convertido en la principal fuente de calorías en Estados Unidos y otras partes del mundo. Se encuentra en casi todos los alimentos procesados, aumenta el colesterol LDL (“malo”) y contribuye al desarrollo de la diabetes y el daño de tejidos, entre otros efectos nocivos. Se encuentra en: la mayoría de alimentos procesados, panes, dulces, yogures aromatizados, aderezos para ensaladas, verduras enlatadas

Seguro que a esta altura del informe ya no querés leer más, pero no aflojes, seguí, seguí


Dos notas más de interés:

- La vainillina (vainillin), la imitación de vainilla, proviene de productos de las fábricas de papel.
- Los colorantes que hacen que la golosinas y bebidas de los niños se vean apetitosos, como en la gelatina o avena, son derivados del petróleo (petróleo crudo).



Se estima que un niño puede consumir hasta 100 aditivos distintos todos los días, entre refrescos, zumos, yogures, chucherías, chicles, etc. Y los adultos, cada vez tomamos más productos baratos con sabores y texturas irresistibles sin plantearnos el peligro que conllevan.
Pero claro, muchas personas se limitan a pensar que si estos productos están autorizados y son de venta libre, y si numerosos profesionales de la salud nos aconsejan que consumamos productos light e incluso productos sin azúcar, para perder peso y para evitar el azúcar; no pueden ser tan peligrosos.
Pero se equivocan, la realidad es que somos marionetas del gran negocio de la industria alimentaria y de la medicina, que ya ha provocado la movilización de algunos científicos independientes en Italia, España, Inglaterra y Estados Unidos.


De nosotros depende, de los propios consumidores. Por lo tanto, resulta vital tomar conciencia nosotros mismos de lo que vamos a consumir, leer detenidamente las etiquetas de los productos y no dejarnos engañar. Mientras más alimentos naturales comamos, nos sentiremos mejor. Evitemos los alimentos que contienen conservantes, productos químicos, rellenos, sabores artificiales o colorantes artificiales.
Pequeños cambios pueden ayudar a lograr una gran cantidad de efectos positivos para nuestra salud, así como la de de nuestros hijos, amigos y familiares.

Tenés que acostumbrarte a leer qué ingredientes tiene el producto que comprás



Si hay más de 3 ingredientes que desconocés no lo compres




http://www.dramaribel.com/index.php?option=com_content&view=article&id=1247%3A-iojo-con-los-aditivos-artificiales-en-los-alimentos&catid=60%3Aportada&Itemid=136&lang=es

25 comentarios:

  1. EN EL SUPERMERCADO PAREZCO UNA PESADA MIRANDO LOS COMPONENTES DE LAS COSAS....
    TODO ES UN ASCO!!!!!!!!!
    EN LAS FARMACIAS.QUIERO UN ANTISUDORAL SIN ALUMINIUM,SI NO TIENE NO ES BUENO....
    LA PASTA DE DIENTES,EL LAPIZ DE LABIOS ....ME DAN ALERGIA,,
    .ES UN DESASTRE.
    AHORA DE DESODORANTE UTILIZO BICARBONATO,,,Y ES GENIAL Y SIN PORQUERIAS-
    PERO TENES QUE HACER HORAS PARA ENCONTRAR ALGO MENOS MALO.
    SIGO PENSANDO QUE PARA ESTO ESTA SANIDAD PARA CONTROLAR LA MUGRE QUE COMEMOS Y QUE NOS PONEMOS.
    NO SIGO CONTANDOTE ....LLENARIA EL ESPACIO.
    CHAUCITO

    ResponderEliminar
  2. Tienes razon, mi dulce amiga. Es importante leer bien, para la salud. Los colores artificiales son demasiados y no me gusta. :( Un beso y un abrazo con mucho afecto y calor!

    ResponderEliminar
  3. Dios mío!!! a partir de ahora me va a llevar muchíiiiisimo más tiempo hacer la compra. Siempre supe que los aditivos, colorantes, conservantes ...no eran buenos pero ¿tan malos? y ¿tantos?
    Muchas gracias por enseñarnos tantas cosas!!!
    bss

    ResponderEliminar
  4. Me parece que a partir de hoy los leere, porque sinceramente yo nunca leo nada, pero visto lo de hoy, ya tendre mas cuidado y leere mas, bsss

    ResponderEliminar
  5. Muy buena información. Trato de no utilizar los productos de la agro industria, aunque a veces es inevitable tenerlos en cuenta. Por eso, está muy bien eso de fijarse en los componentes de cada producto y, agrego, cotejarlos con esta lista.

    ResponderEliminar
  6. muchas veces se produce por desconocimiento, y entre otras cosass porq las etiquetas solo ponen el código de los aditivos, y la mayoria de los compradores no saben lo que hay tras esos numeros. Yo lo descubrí cuando estudie Industria Alimentaria... no vendría nada mal un poco de claridad en el etiquetado.

    ResponderEliminar
  7. una entrada interesante, la verdad que los productos mas cargados en estos ingredientes son los dulces industriales, y lo del edulcorante ni lo sabia, la verdad que en mi casa no suelen entrar preferimos el azucar porque da menos gases y nos resulta mas sano.
    Si nos fijamos en la mayoria de productos los ingredientes que traen casi no podriamos comer nada, poca cosa

    ResponderEliminar
  8. muy interesante este articulo

    me lo apunto!!!!!!!!

    y me quedo por aqui

    ResponderEliminar
  9. Esto es lo malo que uno va comprando y comiendo sin saber lo que hay en todos los productos.
    Muy buen articulo

    ResponderEliminar
  10. Ains, yo soy de las que va leyendo todas la etiquetas y, por lo general, los alimentos "más elaborados" prefiero hacerlos en casa.
    Eso sí, en ocasiones "peco" y caigo ante la tentación sobre todo con las gominolas.
    Lo que me parece increíble es que si están demostradas todas esas contraindicaciones se siga autorizando alimentos que los contengan.
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Ya no sabemos ni lo que comemos, si mepongo a leer los componentes de cada producto, ¡madre mía!
    bs

    ResponderEliminar
  12. Un post francamente interesante, me lo he guardado para realizar varias lecturas y retener adecuadamente

    Un abrazo, Mónica

    ResponderEliminar
  13. Es muy interesante pero si me detuviera a leer y a estudiar lo que es cada cosa aún estaría en parvulitos. Imposible retener tanta información y a veces a eta resulta engañosa.
    Bss

    ResponderEliminar
  14. Me he leído tu entrada enterita y me un asco pensar todas las m..... que llevan algunos alimentos aggggg.
    Gracias por la información, ya me la he guardado para tenerla siempre a mano.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola Norma!
    Muchas gracias por traernos una información tan completa y diria que hasta necesaria, hay que saber para poder comparar y comprar sabiamente...si nos dejan.
    Cuesta creer que todavia haya alimentos naturales con su propio color.
    Da pena pensar que un articulo se va a vender mejor con un color acentuado que es pura quimica y además...perjudicial para nuestra salud.
    La prueba la tenemos en los caramelos y gominolas que se venden al peso con esos colores tan fuertees y que tanto atraen a los niños, vale...serán aditivos permitidos pero leyendo tu post me parece que tienen que cambiar muchas cosas por nuestro bien.
    Besotes♥

    ResponderEliminar
  16. ¡¡Madre mía, qué miedo!! Si es que no sabemos qué comemos. Cuando empecé a leer la lista de "peligrosos" no imaginaba que fuese tan larga :S
    Gracias por la info.
    Un besote de Lamiradadeluci

    ResponderEliminar
  17. a este paso nos vamos a morir de hambre teniendo el súpermercado cerca y lleno de productos dañinos para la salud.
    saludos.

    ResponderEliminar
  18. Gracias mi reina!!..fijate ya había escuchado que eran dañinos para la salud, pero no imaginaba cuanto, ya no comeré cerecitas son super azucaradas me como 2 bolsitas todas las noches !!ahora ya no lo haré!...o sea es mejor hacer los pasteles sin colorante,..bueno si hay frutas que te lo dan como la mora, el mango maduro,la flor de jamaica etc....!gracias mil gracias por el aporte!!...besotes con colorante natural !je!je..

    ResponderEliminar
  19. ¡Muchas gracias guapa, no sabes lo mucho que te agradezco esta entrada!. Es increíble la cantidad de aditivos que contiene los productos que consumimos... Un besote,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  20. joder Norma......a ver, una se imagina, más o menos sabe....pero después de esto....que asquerosidad!!!!!
    De todas maneras, como que algunas chuches sobretodo, ya ves que tienen un color excesivo, y un gusto a jarabe que te mueres, no he consentido dar muchas chuches, por ejemplo, a las crías (cosa que me ha costado alguna disputa) y del resto, es cierto....si empieza a tener componentes que no conozco, ya pienso raro....y dudo...

    Bueno nena, como siempre....una buena entrada!!!!!

    ResponderEliminar
  21. Lo que nos debemos estar metiendo p'al cuerpo....Me he quedado loca con lo de la vainillina!!
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Amo tu Blog porque aprendo un montonazo! Y de paso te pregunto, tal vez sepas. Esta semana Santa hice un retiro de ayuno y silencio, de tipo Ayurveda en cuanto al tipo de liquidos que consumíamos, y la persona que lo dirigía varias veces sugirió que algunos frutos o verduras que hinchan el estómago encuentran como contrapartida elementos como el clavo de olor y el jenjibre que evitan, al consumirlos, esos efectos indeseados. Escribiste sobre eso? Sabes algo? Gracias Norma!!!! Divino tu Blog, siempre!

    ResponderEliminar
  23. Pero que cantidad de porqueria nos
    meten en todo, abra que mirar muy bien las etiquetas,besicoss

    ResponderEliminar
  24. Es triste saber que no tenemos ni idea de lo que comemos y que cuando pensamos que algo es lo más sano para nuestra salud resulta que no lo es tanto....
    Me ha sorprendido mucho ver que hay taaaaaantos colorantes nocivos.
    Esta entrada hay que leersela varias veces...
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. UFFFF!!! Colorantes..., conservantes..., edulcorantes..., viendo tu magnífico post sólo nos quedan dos opciones.
    1.- "Liarnos la manta a la cabeza" y comprar alimentos sin leer las etiquetas.
    2.- Tener huerta propia y saber lo que te comes.
    jeje... lo malo es que además de huerta habrá que tener granja y piscifactoría (para comer además carne y pescado)
    ¡¡¡Menudo lío!!!
    Un besazo desde EL TERRAO.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...