Seguidores

viernes, 13 de abril de 2012

PENSAR ENGORDA


Científicos de la Universidad de Laval en Québec, Canadá, han realizado un estudio del cual se extrae una sorprendente revelación, pensar demasiado engorda ¡cómo lo oís!
Según los investigadores, el estrés de pensar provoca un sobrecalentamiento, lo cual empuja a los grandes pensadores a buscar más calorías. El estudio medía la ingesta espontánea de alimentos de 14 estudiantes después de haber realizado cada una de las tres tareas que se les pidió realizar.

La primera tarea consistía en sentarse en una posición relajada. La segunda en leer un texto y resumirlo. La tercera consistía en realizar en la computadora una serie completa de exámenes de memoria, atención y vigilancia. Después de 45 minutos de haber realizado cada actividad, se invitaba a los participantes a que comieran todo lo que desearan en un bufet.

Los investigadores ya habían descubierto que cada sesión de trabajo intelectual requiere apenas tres calorías más que las sesiones de descanso. Pero a pesar del bajo costo energético que implica la actividad intelectual, los estudiantes consumieron espontáneamente 203 calorías más después de realizar el resumen de texto, y 253 calorías más al finalizar las pruebas con la computadora (es decir, un aumento de 23,6% y 29,4% con respecto al período de descanso).
Las muestras de sangre tomadas antes, durante y después de cada sesión revelaron que el trabajo intelectual provoca fluctuaciones en los niveles de glucosa e insulina más grandes que los períodos de inactividad.
Según Jean-Philippe Chaput, autor principal del estudio que se ha publicado en la revista Psychosomatic Medicine, estas fluctuaciones podrían ser causadas por el estrés del trabajo intelectual, o reflejar también una adaptación biológica durante la combustión de glucosa, el combustible empleado por el cerebro.
Es decir que el cuerpo podría estar reaccionando a estas fluctuaciones provocando la sensación de hambre para ajustar el equilibrio de la glucosa. Según Chaput: “la sobrecompensación calórica posterior al trabajo intelectual, en combinación con el hecho de que cuando realizamos estas tareas tendemos a ser menos activos físicamente, podría contribuir a la epidemia de obesidad que se observa en la actualidad en los países industrializados”.

La verdad es que siempre hemos sabido que los trabajos que implican poca movilidad, favorecen la llegada de los salvavidas, pero ahora tenemos una excusa que dar cuando alguien nos vengan con aquello de “últimamente te estas poniendo como un chancho”
Pensá en esto
 Pero... no durante mucho tiempo ¡ojo que engorda!...jejejej!


http://maikelnai.elcomercio.es/2009/01/02/%c2%a1lo-que-nos-faltaba-pensar-engorda/

27 comentarios:

  1. Ahora entiendo a nuestros "queridos" políticos que hacen recortes monumentales en educación...
    ¡Es que quieren vigilar nuestra posible obesidad!
    Cuanto menos pensemos y más analfabetos seamos,menos engordaremos!!!
    Si es que lo saben todo,todo,¡ayssss!
    :(
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Norma, total que ahora resulta que ni pensar se pyede, bueno conmigo no hay mucho problema, porque yo pensar lo que se dice pensar, pienso poco jejejee, buen fin de semana, bssss

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaja, buenos días, si es un estudio científico, lo tendremos que dar por bueno, pero a mi solo me da dolor de cabeza, creo mas bien que sera por el sedentarismo, bueno también es una buena forma de consolarse, yo estoy gordo porque pienso mucho, se lo tengo que contar a mis cuñadas, un enorme beso de una que piensa lo justo.

    ResponderEliminar
  4. PUES ME DEBO LIBRAR POR LOS PELOS, JA,JA...PORQUE YO TODO EL DIA LE ESTOY DANDO A LA CABEZILLA Y TENDRIA QUE ESTAR COMO UN TONEL!!!

    SI YA DECIA YO QUE MUY BUENO PARA LA SALUD NO PODIA SER,
    BESITOS,

    ResponderEliminar
  5. Me dejas a cuadros, no tenia ni idea! Pues nada, a partir de ahora habra que actuar a lo loco, sin pensar, no queremos estropear mas nuestra salud... Un beso guapi :)

    ResponderEliminar
  6. Si comento lo que pienso seguro que me linchan o sea que mejor me callo jaja
    Bsos

    ResponderEliminar
  7. Si ya lo dicen que pensar no es bueno.. pero que engorde es la gota que colma el vaso!! Como siempre gracias por la información, Besos :)

    ResponderEliminar
  8. Ale lo que faltaba para el duro! Pues no vamos a poder hacer ni eso Josus! Muy interesante la verdad

    ResponderEliminar
  9. Norma, no me digas que pensar engorda, entonces no me extraña de como estoy yo, de tanto pensar, jajaja, besos

    ResponderEliminar
  10. Norma hay que ver todo lo que nos enseñas!! Tendre que hacerme una Lobotomía a ver si adelgazo con ello!! Besitos

    ResponderEliminar
  11. Amiga Norma; lo primero preguntarte
    ¿como está tu pierna?porque me enteré por Montserrat de tu percance y nobleza obliga.
    En cuanto a internet ya veo que has solucionado tu problema.
    Si pensar engordara tendría que pesar doscientos kilos porque no paro.
    Un abrazo junto con mis mejores deseos

    ResponderEliminar
  12. Me resulta curioso y sorprendente tendremos que pensar un poco menos jeje besos

    ResponderEliminar
  13. Al final ya uno no sabrá que hacer para no coger peso, pues todo influye en engordar.
    Creo que lo mejor es hacer una vida lo mas sana posible y vigilarse.
    Un abrazo y gracias por el estudio

    ResponderEliminar
  14. Jolines.....esto es un sorpreson, si esto es así en los tiempos que corren van a ser mas obesos que delgados una gran mayoría, solo con pensar como llegar a fin de mes (si es que se tiene algún sueldo)y como maravillarselas para acudir a todos los pagos sin tener nada y etc, etc, ya hay que pensar.
    Ademas Marinel tiene mucha razón así estamos. Besosssss.

    ResponderEliminar
  15. Claro, por eso las modelos están tan flacas, porque no piensan las muchachas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  16. De ahora en adelante andaré a las corridas todo el día, jaja, hermosa entrada amiga!
    Buen finde!!!
    Roos

    ResponderEliminar
  17. madre mia si al final eso de que el aire tambien engorda va a ser cierto.... jejeje

    ResponderEliminar
  18. No estoy de acuerdo, creo que todo pasa por la personalidad. Mi trabajo es intelectual, y cuando estoy muy concentrada, pierdo el apetito, y a veces se me pasa la hora para comer. He notado que a muchos colegas les sucede lo mismo. Como más cuando estoy relajada. De todos modos, sí es cierto que se consumen calorías no diría meditando, sino intelectualizando con esfuerzo. Besos,

    ResponderEliminar
  19. RELAJACION.SIENTO QUE TE CUESTE ENTENDERME POR LO QUE ME DICES EN TU COMENTARIO,SI TE PUEDO AYUDAR A COMPRENDER ALGO DE NUESTRO CASTELLANO AQUI ME TIENES.BESOS

    ResponderEliminar
  20. Habrá que creérselo porque el estudio parece estar muy bien documentado, aunque no sé si habrán tenido en cuenta todas las variables que influyen en el peso...¿Quién sabe? El caso es que yo necesito pensar, aunque no paro quieta, será por eso que no llego ni a 50 kg!!!

    ResponderEliminar
  21. Ahora comprendo el porqué de la perdida de peso de una persona bastante ...tonta. Besos

    ResponderEliminar
  22. Era esoo...lo sabía! es he estado pensando demasiado últimamente.
    BESItos y buen finde

    ResponderEliminar
  23. A partir de ahora no voy a pensar!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Creo que engordar o no depende de la naturaleza de las personas, yo siempre me moví entre los 53 y 56, mido 1.67 y te aseguro que mi cabeza a veces está a punto de estallar de tanto pensar :)
    Me ha gustado tu nueva página, no la conocía

    ResponderEliminar
  25. Tienes una sorpresita en mi blog. espero, de verdad, que te guste.

    Besazos!!!!!!
    gogoche.blogspot.com

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos

Gracias por pasar por mi espacio el cual está hecho pensando en vos
Ahhhh! y no olvides saludarme!

Entradas populares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...